Más problemas para Triaca: ahora su exempleada le reclama casi $ 4 millones

Judiciales 31 de enero de 2018 Por
DEMANDA POR DAÑOS Y PERJUICIOS
not_911104_31_124908_m

Ni el pedido de disculpas, ni el acuerdo económico, ni el decreto que restringe el ingreso de familiares de ministros a la función pública parecen suficientes para que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, pueda dejar atrás el escándalo por la designación de su exempleada en el gremio del SOMU y el audio en el que la insulta y despide. 

Es que aunque su hermano Carlos Triaca, quien en los papeles era el empleador, llegó a un acuerdo con Sandra Heredia por una cifra de $ 340.000 como indemnización, ahora la mujer les reclama el pago de $ 3,7 millones en concepto de daños y perjuicios. 

Heredia considera que fue echada sin el preaviso ni mediando la causa correspondiente, y consideró que las declaraciones del ministro en TV fueron argumentos injuriantes y calumniosos, razón por la cual demandó a Carlos Triaca. 

Según consigna el sitio Opi Santa Cruz, Heredia afirmó: "En principio se lo cursé a Carlos, porque fue él quien dijo todas esas cosas de mí, las cuales se encuentran grabadas y filmadas. Con respecto al monto, con mi abogado hemos analizado el daño que me hizo este problema en su conjunto, pero las palabras de Carlos (Triaca) en particular, porque yo tengo 45 años, de la noche a la mañana me dejaron sin trabajo, en la calle y no obstante eso me denigraron, me arrastraron por el piso como si fuera la peor, tratándome prácticamente de loca y de ladrona" y eso me cierra el camino para encontrar otro trabajo" y agregó "mi abogado hizo un cálculo estimativo de lo que yo debería ganar, a partir del último sueldo cobrado ($ 19.500), hasta mi jubilación y es ahí de donde sale esta cifra que le estamos pidiendo al señor Triaca".

fte.ámbito

Te puede interesar

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman