Atacc logró activar su Cláusula Gatillo y se suma a los gremios que han podido revisar el acuerdo de Paritarias 2017

Economía 01 de febrero de 2018 Por
Los Trabajadores Argentinos de Centros de Contacto activaron ésta semana la cláusula gatillo establecida en el acuerdo de Abril 2017, y pactaron un 6% adicional, con lo que cerraron su Acuerdo Paritario 2017 con un 26% de aumento. Un panorama completo de las negociaciones salariales 2018 que se avecinan para los sindicatos en Argentina en este informe especial.
call center

La Asociación de Trabajadores Argentinos de Centros de Contacto (ATACC) acordó este lunes con la Cámara Argentina de empresarios de Centros de Contacto (CACC) la activación de la Cláusula Gatillo suscripta en el Acta Acuerdo Colectivo de 2017: 6% de aumento salarial sobre las escalas vigentes para los trabajadores de Call Centers, con lo que se cierra la paritaria 2017 con un 26% anual.

En cumplimiento con lo que indica el compromiso de revisar las pautas salariales acordadas en Paritarias 2017 durante el mes de Enero de 2018, la entidad gremial que agrupa a los trabajadores de Call Centers del país logró aplicar esta semana un aumento salarial remunerativo y no acumulativo del 6% sobre las escalas vigentes de los trabajadores del sector.

El aumento, informaron desde ATACC, se otorgará de manera escalonada durante tres períodos consecutivos a partir de la inmediata liquidación de haberes del mes de Enero de éste año y se sumarán paulatinamente a las escalas de básicos actuales del Convenio Colectivo de Trabajo vigente para el sector que es el 688/14, lo que augura un incremento real en los haberes y una modificación considerable en la grilla salarial que será tenida en cuenta para los cálculos de la discusión de paritarias 2018.

La modalidad de percepción del aumento salarial que se corresponde a la Cláusula Gatillo del 2017, se concretará con modalidad escalonada: el primer aumento del 2% (dos por ciento) que se pagará con el Sueldo del mes de Enero de 2018; un segundo aumento de 2% (dos por ciento) a pagar con el haber del mes de Febrero 2018 y un tercer y último aumento, previo a la negociación de Paritarias 2018, también de 2% que se percibirá con el sueldo del mes de Marzo de 2018.

Desde la asociación gremial informaron que en la reunión llevada a cabo en el Ministerio de Trabajo, las partes quedaron comprometidas, a partir de los meses de Marzo-Abril, en discutir y acordar un nuevo acuerdo paritario 2018-2019 y aseguraron que, ni empresarios o referentes gubernamentales presentes hicieran ningún adelanto ni referencia explícita a pretensiones para dar inicio con esas negociaciones.

 

Según los datos que han difundido las entidades gremiales hasta el momento y de acuerdo a lo que consta en sus sitios oficiales, un número reducido de gremios han conseguido el aval para activar sus Cláusulas Gatillo en los últimos meses: fue en las paritarias de bancarios, construcción, Upcn y Sanidad, entre otras. Sin embargo, no todas son lo mismo y, en algunos casos, ni siquiera son estrictamente cláusulas gatillo aunque así fueron presentadas públicamente. 

Dentro de ese universo figuran empleados de comercio, bancarios, obreros de la construcción, personal de sanidad, trabajadores de Centros de Contacto, petroleros, encargados de edificio, empleados del caucho, estatales de la administración pública nacional y bonaerenses, trabajadores de la alimentación, de estaciones de servicio y gráficos, entre otros. Un resumen de sus acuerdos, aquí:

-Bancarios: Con los salarios de este mes tendrán un aumento adicional de 5,3%, retroactivo a enero de 2017, que equivale a la diferencia entre la inflación del 24,8% y el incremento firmado de 19,5%. Su principal problema adicional es que la cláusula es retroactiva a enero.

-Sanidad: la cláusula garantizó un aumento equivalente al IPC 2017 más dos puntos porcentuales. Como la suba original fue de 23%, desde enero recibirán una mejora de 3,8% para totalizar una recomposición de 26,8%.

-Encargados de edificio: Desde este mes se aplica la diferencia entre la inflación del año pasado y el 21% pactado en la paritaria, lo que equivale a una mejora de 3,8% que impactará en el valor de las expensas.

-Estatales: el personal del SINEP (administración nacional) cobrará con los salarios de febrero una suba adicional de 4,8% por la diferencia entre el aumento original de 20% y la inflación 2017. A su vez, los estatales bonaerenses -cuya revisión automática de convenio es trimestral- percibirán una suba de 1,5 ya que la evolución del IPC del período octubre-diciembre alcanzó el 6%, superando el aumento pactado de 4,5% para el trimestre. La cláusula gatillo de ese convenio también se había activado en los primeros tres trimestres de 2017.

-Petroleros: La cláusula automática se activará si el IPC Indec acumulado entre abril del año pasado y marzo próximo supera el 20% de aumento acordado en la paritaria.

-Empleados del caucho: recibirán desde este mes un aumento de 1,8% por la diferencia entre la suba original de 23% y la evolución de la inflación 2017.


También la incorporación en los convenios de mecanismos de revisión redundará en recomposiciones adicionales en actividades como:

-Comercio: fijó un aumento suplementario de 6% (en tres tramos de 2% cada uno durante los meses de enero, febrero y marzo).

-Construcción: el convenio estipuló una suba de 21% y una cláusula de revisión que el gremio de Gerardo Martínez prevé aplicar durante marzo con un aumento de 3,8% que compense la suba del IPC, antes de negociar la paritaria de 2018.

- Centros de Contacto: la revisión se concretó ésta semana y acordó la suba de 6% de aumento en tres cuotas iguales, cerrando así su paritaria 2017 en un 26%.

-Alimentación: el sector acordó el año pasado un incremento de 24% más una suma fija de $ 2000. Estima aplicar la cláusula de revisión antes de la nueva paritaria si el IPC acumulado entre mayo pasado y abril próximo supera el 24%.

-Estacioneros: revisará el aumento original de 20% en febrero y reclamará una suba equivalente a la diferencia con la inflación 2017 de 24,8%.

-Gráficos: se sentará a revisar el aumento sellado el año pasado y pedirá una mejora adicional si el IPC interanual a esa fecha supera la suba de 22%.

UPCN también firmó con cláusula gatillo. Su líder, Andrés Rodríguez, declaró a principios de diciembre que su gremio "no tiene que presentar ningún pedido porque ese aumento es automático". Según Rodríguez, la actualización de la paritaria, que cerró en 20%, "se cobrará en enero próximo, o a más tardar en los primeros días de febrero". 

Otros sindicatos que cerraron con cláusula gatillo fueron Petroleros, que firmó por el 20 en dos cuotas; construcción, 21% en dos cuotas y docentes bonaerenses, 21,5%.

Lo que se viene: Paritarias 2018

En el transcurso de todo el mes de Enero y de cara a la ansiada apertura de la discusión paritaria anual, el Gobierno admitió que busca cerrar los acuerdos en torno al 15% de aumento, en línea con la nueva meta de inflación prevista por el Banco Central para 2018.

Ya lo informó el diario Clarín el pasado 16 de Enero, “El ministro Jorge Triaca dijo a viva voz el fin de semana lo que venía diciendo en voz baja: el Gobierno quiere acuerdos salariales en torno al 15 por ciento y sin cláusula gatillo” y la postura del gobierno nacional a través de la cartera de Trabajo se ha confirmado en las últimas horas. https://www.clarin.com/politica/gobierno-confirmo-busca-cerrar-paritarias-15_0_SJchZFjEf.html.

Si bien, el ministro de Trabajo Jorge Triaca ya había adelantado la estrategia, y en privado los funcionarios macristas admitían la necesidad de ponerle un techo tácito a la paritaria, fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien ratificó la semana pasada la postura oficial: "Las paritarias son libres. Lo que sí consideramos es que es muy importante que la sociedad se comprometa con esta meta del 15% y de entender que la lucha contra la inflación no es una cuestión solamente por parte del Gobierno, sino de todos los sectores, porque al final del día termina perjudicando a los sectores más vulnerables", dijo Peña, al ser consultado sobre cómo se posicionará el Gobierno ante la puja salarial que se viene.

Es que, para el Gobierno, el techo a los salarios contribuirá a que, este año, finalmente, se cumpla con la meta oficial de inflación, por ello la insistencia en el discurso de índole “colaborativo” que se hace llegar a los trabajadores en general y la señal de “advertencia” a los sindicalistas, tanto del ámbito estatal como privados, que sienta las bases de cuáles serán los condicionamientos en las discusiones salariales que se avecinan.

Ante este escenario, en el que los gremios probablemente se opongan a cerrar un acuerdo por esa suba, sin posibilidad de revisión, el Gobierno ya trazó un horizonte para la paritaria con los estatales y también cerró filas con la Provincia de Buenos Aires y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Estos acuerdos resultan claves para la cartera de Trabajo y se presentan como espejo para el resto de los distritos.

Otro claro ejemplo de las negociaciones ideales, el “modelo" a seguir, según señalan en la Casa Rosada, es el que ejecutó con mano de hierro el intendente neuquino Horacio Pechi Quiroga: a principio de mes, cerró 16% con sus estatales, sin cláusula gatillo. Y, en este sentido, justamente la herramienta de la Cláusula Gatillo se convertiría en uno de los puntos más solicitados por parte de los sindicalistas en las negociaciones que se avecinan, aun cuando, y hasta el momento, el gobierno nacional haya evitado declaraciones concretas al respecto.

El Ministro Peña reafirmó sí, ésta semana los dichos de Triaca, que apuntó que en 2017 "para generar previsibilidad, se utilizaron los instrumentos de la cláusula de revisión, pero el año pasado es muy distinto a este año" y advirtió que "la revisión de la meta de inflación permite que surjan más certezas y se puede pensar que las paritarias puedan rondar ese ámbito de negociación", en torno al 15%.

Con este panorama, la Cláusula Gatillo será una de las herramientas más codiciadas por los sindicatos en la discusión de Paritarias del 2018, aunque la inclusión de la misma será fuertemente rechazada por los empresarios en concordancia con lo sugerido por la cartera de Jorge Triaca, dependencia gubernamental que, sabemos, convoca anualmente a las Juntas Paritarias desde hace unos años.

 Los grandes y sus posturas

Hasta la fecha sólo una parte de los pesos pesados (asociaciones sindicales) han dado comienzo con las negociaciones salariales de Paritarias anuales 2018. Los resultados no son alentadores en la mayoría de los casos para los trabajadores y sus bolsillos. Ejemplos como el de los Bancarios y Docentes, que son los primeros grupos de sindicalistas que se sientan a discutir Paritarias Salariales y que aún no se han cerrado, significarán una especie de adelanto de lo que espera al resto de polos obreros.

Armando Cavalieri, que representa a un millón de personas a través de su Sindicato de Empleados de Comercio, avaló el uso de la Cláusula Gatillo habida cuenta del uso que hiciera la semana pasada activando la correspondiente al acuerdo de Paritarias 2017 y que le permitiera contener el ánimo de los empleados del sector en el país. "Considero que no habrá dirigente que se anime a firmar por el 15 por ciento; por lo que entiendo que la herramienta de la cláusula gatillo es un buen mecanismo", adelantó Cavalieri días antes de solicitar a la Cámara de empresarios la activación de Clausula. Los deseos para la futura negociación salarial no resultan tan auspiciosas "ojalá que los funcionarios alcancen las metas que se proponen éste año para que no haya que accionar la cláusula", confesó también el dirigente los primeros días del año. Trascendidos dan cuenta que, en varias reuniones, y mientras el jefe sindical se sentó con la CAME a firmar la cláusula gatillo de la paritaria 2017, le pusieron sobre la mesa las condiciones de la paritaria 2018: 15% y sin cláusula gatillo, armónico con lo que pide el Gobierno. Cavalieri se habría negado a firmarlo en varias oportunidades y la CAME no avanzó en la firma por el ajuste por la cláusula de 2017 hasta el pasado jueves 25 cuando el sindicato logró la tan ansiada firma de la cláusula (un 6% de aumento en tres cuotas de 2% mensual) y, en el mismo acto, habría quedado claramente explícita la oferta del sector empresario que comunicó al sector sindical que procederán a pedir la apertura de la paritaria salarial para el año 2018 a partir de abril, ofreciendo hasta un 15% de incremento salarial. Ni más, ni menos y tal como el gobierno requiere.

Por su parte, el gremio que conduce Sergio Palazzo también se encuentra inmerso en negociaciones para la paritaria 2018: Las mismas no arrancaron precisamente en forma cordial, a partir de que la parte patronal ofreció un aumento del 9% en cuotas para 2018, lo que despertó la inmediata reacción del sindicato, que exige como mínimo 20%. El referente sindical de los Bancarios a nivel nacional ya manifestó públicamente que “las cámaras ofrecen 9% y el sindicato lo rechaza por "obsceno" ratificó quién se posiciona como el representante de uno de los “primeros pesos pesados” que marca la cancha a los que esperan su lugar en la mesa de discusión.

Quiénes cerraron ya Acuerdos 2018?

Esta semana, con la reaparición en escena del Ministro Triaca y, en lo que significa la segunda paritaria 2018 del país, el sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (Soea) acordó una suba del 15% sin Cláusula Gatillo  y con la promesa de volver a reunirse en el mes de Septiembre en caso de que la inflación se dispare. Cabe recordar que en 2017 el gremio de los aceiteros fue uno de los que mayores aumentos de salarios acordó, con 31,6%; luego de un 2016 en el que habían obtenido 38% más un plus de $20.000, tras un paro de actividades de 25 días.

Los primeros acuerdos se concretaron el pasado jueves en la Delegación Rio Negro de la cartera laboral. En la oportunidad, tanto la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) como el Sindicato de Obreros Empacadores de Fruta de Río Negro y Neuquén (SOEFMyN), firmaron un incremento del 15% para los básicos, y una expectativa del 22%, de acuerdo “a una serie de premios por productividad”, que remunerarán mejoras por permanencia y reducción de ausentismo para las dos ramas de trabajadores. También hay otros dos premios que intentarán empujar el 15% firmado: en el caso de los empacadores hay otro premio por “calidad” y los obreros rurales tendrán otro por “calidad de recolección”. Esto es, un 15% y la inclusión de un particular sistema de premios por productividad que alcanza el 22%.

Otra negociación próxima a cerrarse en las próximas horas en la cartera laboral es el acuerdo entre los trabajadores y las máximas autoridades de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, "15%, sin gatillo y en dos cuotas", informaron las fuentes.

De este modo, en el Gobierno esperan que el resto de los gremios cierren acuerdos en torno al 15%, aunque "cada uno es libre de pactar dentro de lo que las empresas puedan pagar", habría dicho el Jefe de Gabinete Nacional, Marcos Peña.

Los números oficiales: Otra traba

Otra cuestión a tener en cuenta es que los índices de inflación tenidos en cuenta y válidos para la discusión salarial por parte de las Juntas Paritarias en general son dos: el del INDEC, organismo oficial de medición estadísticas del Estado Nacional y el IPC CONGRESO que se basa en el Índice de Precios al consumidor y que tiene el aval de distintas agrupaciones políticas opositoras y referentes sociales varios.

En el primer caso, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos del país dio a conocer los datos oficiales del cierre del 2017 la primera semana de Enero. El organismo informó que la inflación de Diciembre de 2017 alcanzó el 3,1% y que el total acumulado anual llegó al 24,8%. http://www.lanacion.com.ar/2099776-indec-la-inflacion-en-diciembre-fue-del-31-y-llego-al-248-en-el-ano.

Por su parte y aun cuando todas las estimaciones privadas informan cifras muy por encima del 30%, el alza de precios medido por el IPC Congreso alcanzó 3,1% en diciembre y un acumulado para todo 2017 de 24,6%, por encima de la meta del BCRA de 12 - 17%, según informó el equipo económico del Frente Renovador el pasado 9 de Enero, encabezado por el diputado Marco Lavagna, junto a bloques de diputados del Partido Justicialista, Libres del Sur y el partido Socialista, entre otros. http://www.ambito.com/908792-ipc-congreso-la-inflacion-de-2017-fue-de-246

El último informe que presentan ambos organismos se encuentra disponible en sus sitios oficiales y coinciden en que el costo de vida oficial durante el 2017 se ubica entre un 23 y un 27% dependiendo de la zona del país. Los índices son tenidos en cuenta, junto a las metas de inflación previstas por el Banco Central para 2018 en las negociaciones de Paritarias y terminan por delimitar los parámetros de ajustes salariales que pretenden y con la que llegan, la mayoría de las asociaciones gremiales, a la mesa de negociación.

 

Te puede interesar

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman