Por qué es importante contratar un seguro de vida y qué cubre

Sociedad 01 de mayo de 2019 Por Asser Noticias
Los seguros de vida, en su inmensa mayoría, cubren también otros riesgos adicionales, como enfermedades graves o incapacidad. Mirá cuáles son.
images (8)

El seguro de vida es una ayuda muy importante para todas aquellas personas que quieren dejar cubiertas las necesidades de su familia u a otros beneficiarios si el momento de la muerte llega antes de lo previsto.
 
Cuando se habla de seguros de vida cabe recordar y destacar que en su inmensa mayoría, cubren solamente la muerte del tomador sino también otros riesgos adicionales, como enfermedades graves o incapacidad.
 
En este sentido, lo riesgos que cubre un seguro de vida se pueden dividir en dos tipos, aunque depende en gran medida de lo pactado en la póliza.
 
El riesgo base o principal es el riesgo de fallecimiento del asegurado por cualquier causa. Otros riesgos son los denominados riesgos adicionales. Aquí se incluyen riesgos de incapacidad o fallecimiento por causas especiales, entre los que se pueden señalar una enfermedad grave, la incapacidad permanente y absoluta o bien el fallecimiento por accidente.
 
El riesgo principal que cubre un seguro de vida es el fallecimiento, sea cual sea la causa que motive este fallecimiento. Si bien, hay que tener en cuenta que las diferentes aseguradoras pueden limitar estos riesgos en determinadas cláusulas de la póliza. Esto obliga a leer bien las condiciones para saber si existe algún tipo de exclusión.
 
En algunas pólizas, el riesgo de fallecimiento puede estar excluido si la muerte se produce practicando deportes de riesgo, de modo que si la persona fallece practicando paracaidismo, es solo un ejemplo, el beneficiario no quedaría cubierto por el seguro.
 
Otro aspecto a tener en cuenta son los periodos de carencia, que hacen referencia a limitaciones de tiempo en las que el seguro, aun habiendo sido contratado, no está activo, está limitado temporalmente. Una carencia habitual en estos seguros de decesos es la carencia por suicidio, y está pensada para evitar que una persona que tenga pensado suicidarse contrate previamente un seguro.

                                                          PUBLICIDAD

Continúa nota:
 
Con respecto a los riesgos adicionales, el de enfermedad grave cubre todas aquellas enfermedades incluidas dentro de la póliza. Este tipo de riesgos pueden quedar invalidados cuando el asegurado alcanza una determinada edad, pues aumentan en gran medida las posibilidades de padecer estas enfermedades.
 
La incapacidad temporal o permanente, ya sea producida por accidente o enfermedad en el ámbito personal o laboral es también una cobertura que incluyen los seguros de decesos. Con ellas las compañías intentan atraer a clientes que, en caso de sufrir uno de estos procesos se ven incapacitados para desarrollar una actividad profesional o laboral por culpa de un accidente pero a cambio reciben una contraprestación económica.
 
En el caso de que la incapacidad temporal o permanente o el propio fallecimiento ocurran por un accidente, la cobertura en algunas compañías es mayor que la garantía principal del seguro, y en algunas ocasiones puede llegar a ser el doble o el triple si se cumplen determinadas condiciones.
 

BuenaFuente

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman