Vidal terceriza el cobro de la obra social ( IOMA ) con una empresa que está cuestionada

Política 22 de septiembre de 2019 Por Asser Noticias
Se trata de Conexia SA, que realizó el servicio en Chubut y Neuquén donde dejó de trabajar por incumplimientos. El contrato es por $ 16,5 millones. La denuncia de los trabajadores.
c95490fc698b5428f5a4e35239578c75_MAIN

El gobierno de María Eugenia Vidal quedó envuelto en una nueva polémica. En medio de la crisis, las autoridades del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) firmaron un convenio por $ 16,5 millones para tercerizar funciones propias de esa obra social en Provincia NET, una empresa del Grupo Bapro, que dirige Jorge Macri, el intendente de Vicente López. Los trabajadores denuncian un intento de vaciamiento y analizan ir a la Justicia, mientras que la oposición pidió la interpelación del presidente del organismo pero fue frenada por Cambiemos.

El convenio fue firmado en mayo pero trascendió hace algunas semanas, tras las PASO, e incluye un servicio integral informático por el que IOMA le cede a Provincia NET el sistema de cobro a afiliados y pago a prestadores, como así también el manejo de las autorizaciones de las prestaciones médicas y de la entrega de medicamentos, entre otras cosas. Toda la información pasa ahora a sus manos, aunque la propiedad intelectual del nuevo software queda para la contratista.

                                                                          PUBLICIDAD

                                 

Para realizar su trabajo, la empresa tendrá acceso a la base de datos de los 2,5 millones de afiliados que posee la obra social entre los empleados públicos de la provincia y de los municipios más los voluntarios. Y también quedó autorizada a subcontratar a otra empresa, que en este caso es Conexia SA, que arrastra denuncias por incumplimientos con el Estado en las provincias de Chubut y Neuquén.

La votación del convenio fue controvertida. El directorio de IOMA cuenta con seis integrantes: tres en representación del Ejecutivo y tres de los gremios. Como hubo dos votos a favor, dos en contra y dos abstenciones (que no se contabilizan), el presidente de la obra social, Pablo Di Liscia, hizo uso de su voto doble y destrabó la votación.

Las autoridades hicieron oídos sordos además a las objeciones de la Fiscalía de Estado que, al analizar el convenio, le pidió a IOMA que "justificara la razonabilidad del gasto" y consideró que era de "imposible cumplimiento". El convenio, que es por tres años, se firmó igual.

Los primeros en denunciar la situación fueron los trabajadores de IOMA quienes, junto al resto de los estatales, médicos y judiciales, advirtieron que la maniobra era un intento de "gerenciamiento" y un "negociado" ya que las tareas desarrolladas por la empresa del BAPRO pueden ser realizadas por el personal actual.

                                                                        PUBLICIDAD

                            

"No tiene ninguna justificación esta tercerización. Es un gasto absolutamente innecesario ya que el sistema informático podría haberse desarrollado con recursos propios. IOMA tiene capacidad instalada en infraestructura y recursos humanos para hacerlo y de hecho muchos sistemas ya se hicieron", explicó a este diario la delegada general de ATE en IOMA, Luana Simioni.

Para el gremio, unos de los puntos más preocupantes son el acceso a la base de datos de todos los afiliados y la autorización para que administre las autorizaciones de prácticas médicas y de medicamentos, por entender que se abre la puerta a la "privatización" de esas prestaciones. A esto se suma el historial de la empresa subcontratada.

"Provincia NET es la que firma el convenio pero quien está actuando y tiene acceso a la base de datos es Conexia, una empresa que tiene un largo historial de incumplimientos en las obras sociales de Chubut y Neuquén, donde desarrolló un sistema caótico", contó Simioni y acotó que en el caso neuquino, cuando le rescindieron el contrato, la mutual tuvo que volver al viejo sistema de papel porque la empresa se llevó el software ya que era dueña de la propiedad intelectual, la misma cláusula que existe con IOMA.

                                                                            PUBLICIDAD

                             

La oposición llevó el tema a la Legislatura bonaerense a través de pedidos de informes para saber si ya se pagó a Provincia NET y una solicitud de interpelación sobre tablas al presidente de la obra social, que fue frenada por Cambiemos. "En un momento de crisis y en un organismo tan delicado como IOMA, con los problemas que tiene para cubrir las prestaciones, queremos que expliquen por qué razón el presidente de la entidad firma un convenio para tercerizar algo que pueden hacer los trabajadores. Queremos una explicación", dijo la presidenta del bloque de senadores de Unidad Ciudadana, Teresa García, al pedir la presencia de Di Liscia.

El titular de la bancada oficialista, Roberto Costa, respondió que 16,5 millones "no parecía tanto" para "integrar 42 sistemas informáticos distintos" y también advirtió que una interpelación "puede convertirse en un circo romano".

Desde IOMA, ante la consulta de Tiempo, aseguraron que se trata de un "contrato imprescindible" en el marco de un "ambicioso programa de modernización" que apunta a simplificar las gestiones que realizan los afiliados y a ahorrarles tiempo. "A raíz de este convenio, IOMA pudo optimizar diferentes procesos y sistemas, implementando nuevas soluciones tecnológicas, que se traducen en mejoras", argumentaron. Desde Provincia NET, en tanto, no hicieron declaraciones. "

                                                                    PUBLICIDAD

                     

fte.tiempo 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman