El FMI le comunica a Lacunza y Sandleris que no girarán el último desembolso antes del 27 de octubre

Política 24 de septiembre de 2019 Por Asser Noticias
Lo escucharán del propio David Lipton cuando se reúnan en Washington, consideran que Macri era el garante político del acuerdo y que su derrota en las elecciones es motivo suficiente para esperar el cambio de autoridades y ahí desembolsar los 5400 millones de dólares.
5d8a15c278aa9_750x411

El ministro de Hacienda Hernán Lacunza y el presidente del Banco Central Guido Sandleris se reunirán en Washington con las autoridades del Fondo Monetario Internacional quienes le comunicarán la decisión del organismo multilateral de no desembolsar los últimos 5.400 millones de dólares correspondientes al acuerdo con Argentina.

Los representantes del Gobierno de Mauricio Macri se encontrarán mañana con David Lipton y Alejandro Werner en el histórico edificio de las Naciones Unidas para analizar la viabilidad política del Standby Agreement firmado entre Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) hace casi un año.

                                                                         PUBLICIDAD

                                    

Alllí Lipton, sucesor interino de Christine Lagarde, y Werner informarán a Lacunza y Sandleris que no habrá desembolso de los 5.400 millones de dólares hasta que el Board del FMI se reúna y trate el caso argentino. Ese será el mensaje de la decisión informal asumida por los países más importantes del Fondo Monetario Internacional. El Board quiere tener certezas sobre la agenda política y electoral del país, y no girará un sólo dólar hasta saber si Macri obtuvo la reelección o si Fernández será su sucesor en la Casa Rosada.

                                                                               PUBLICIDAD

                             

Otro punto clave será el breve encuentro que Macri podría tener con Donald Trump en la ONU, cabe recordar que fue el presidente norteamericano el que intervino directamente para que el FMI gire esa suma multimillonaria. Lo que Macri debe entender es que cuando Lipton y Werner explicitan una postura institucional, no se trata de un argumento burocrático-personal: están representando a Estados Unidos, Alemania, China, Japón y Brasil, entre otros estados miembros del FMI.

Lacunza y Sandleris intentarán convencer al FMI de una decisión que ya está tomada demostrando que el acuerdo sigue en pie y se debe honrar sus compromisos contractuales e institucionales. Este argumento implica que el Fondo no tiene razones para congelar el desembolso de 5.400 millones que se esperaba en Buenos Aires para estos días de la primavera.

                                                                       PUBLICIDAD

                 

fte.polarg     

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman