Un Macri incrédulo y a modo de despedida : "Esto lo resolvemos nosotros o no lo resuelve nadie"

Nacionales 28 de septiembre de 2019 Por
Tras la dura derrota de las PASO, el Presidente lanzó este sábado en el coqueto barrio porteño de Belgrano R sus marchas del “Sí, se puede”, y curiosamente a la vez que le habló sólo su core electoral también dejó frases en modo salida. "¡Voy a estar siempre para defenderlos!”, gritó eufórico, y dijo que el país "está mejor que en 2015" y que "la clase media fue la que hizo más esfuerzo”.
5d8fda6b9452b_750x438 (1)

Tras la dura paliza que recibió Juntos por el Cambio en las PASO y en lo que cada vez se muestra más como un futuro caso de estudio académico para la #ComPol, el presidente Mauricio Macri lanzó este sábado en el coqueto barrio porteño de Belgrano R sus marchas del “Sí, se puede” pero en lugar de mostrarse autocrítico e ir en busca de electores que optaron por otra fuerza política en las primarias, eligió curiosamente hablarle sólo a su núcleo duro pero a la vez dejó extrañas frases en modo despedida. "¡Voy a estar siempre para defenderlos!”, gritó en esa última línea, pero a los propios les dijo eufórico que el país "está mejor que en 2015" y que "la clase media fue la que hizo más esfuerzo”.

                                                                              PUBLICIDAD

                                 

Apenas pasadas las 18, el Presidente comenzó por agradecer la gran convocatoria y aseguró que “se puede dar vuelta” el resultado de las PASO. “Hoy estamos mejor parados que hace cuatro años para empezar a crecer, y además entendimos algo importantísimo: esto lo resolvemos nosotros o no lo resuelve nadie”, dijo enfervorizado.

En ese sentido, Macri reconoció que la situación económica es difícil y se mostró agradecido con la clase media, “la que hizo más esfuerzo”. “El esfuerzo de todos no fue en vano, comenzamos a resolver problemas que arrastramos hace 70 años”, señaló.

Por otro lado, el Presidente arengó a la multitud a participar de la movilización que convocó el oficialismo durante los próximos 30 días en 30 pueblos de todo el país. “Hoy los invité para decirles que no están solos. Estamos juntos en esto. Vamos a defender el país que queremos, todos juntos”, dijo. Y agregó: “Hoy comienza la marcha del ‘Sí, se puede’. No nos resignamos porque sabemos que un mejor país es posible”.

En clara interpelación de su core electoral, el líder PRO lanzó una extraña frase: "Escúchenme bien: empieza octubre de 2019 y en unos años sus hijos les van a preguntar: '¿Mamá qué estabas haciendo en octubre de 2019?'. Ustedes les van a contestar: '¡Estábamos haciendo patria!'".

                                                                              PUBLICIDAD

"¡Argentina, se puede! ¡Se puede! ¡Se puede!", insistió a los gritos el Macri positivo que se escuchó sólo durante unos minutos, que pidió a sus militantes que "se sumen a la caravana" porque "se puede dar vuelta esta elección".

Antes habían hablado Elisa Carrió, Miguel Ängel Pichetto y Horacio Rodríguez Larreta. La primera en tomar la palabra ante las 25 mil personas que se congregaron, según el oficialismo, en Barrancas de Belgrano fue "Lilita". La diputada aseguró que “la lucha ya no es por la libertad ni por la economía sino por la dignidad de los pueblos”.

“Yo confío en Mauricio Macri. Sé de dónde viene, sé los problemas que ha tenido, sé la voluntad inquebrantable de cambiar este país en serio y de llevarlo a la República”, dijo Carrió enfervorizada ante una multitud que aplaudía ante cada frase.

Luego, la líder de la Coalición Cívica bromeó con que el Presidente “siente mucho, pero el problema es que es ingeniero”. Y remató: “A los ingenieros las mujeres les piden casamiento porque si no, no se animan”.

Carrió también hizo referencia al mal resultado de las PASO: “El día del búnker ese trágico yo era la única segura de que ganábamos en octubre. Porque ustedes estaban dormidos. A lo mejor no todos. Pero todos van a estar despiertos hasta las 3 de la mañana el 27 de octubre”.

                                                                             PUBLICIDAD

                   

“Queremos justicia, no queremos venganza. Queremos paz, no queremos violencia. Y nos comprometemos a respetar a nuestros adversarios, pero les pedimos que respeten nuestro derechos y que no prime la venganza”, arengó. La concurrencia gritaba “si” y “no” ante cada proclama.

Luego fue el turno del candidato a vicepresidente Pichetto, quien adoptó un tono mucho más agresivo. “La única batalla que se pierde es la que no se da, vamos a ganar esta elección”, fue lo primero que dijo.

Sin embargo, Pichetto también le pidió a los argentinos que “escuchen y analicen qué están diciendo los candidatos del Frente de Todos”. En ese sentido, recordó frase de Eugenio Zaffaroni y de Juan Grabois, de las que Alberto Fernández ya tomó distancia, y las usó para atacar a la oposición.

“Vamos a ganar las elecciones, vamos a seguir gobernando”, concluyó entre aplausos.

                                                                            PUBLICIDAD

                  

Finalmente, minutos antes de que Macri subiera el escenario fue el turno del jefe de Gobierno porteño Rodríguez Larreta, que opinó que todas las transformaciones que se llevaron adelante en la ciudad fueron posibles gracias al trabajo que comenzó Macri allá por 2007 cuando fue electo alcalde.

"La misma transformación es la que está llevando adelante Mauricio en todo el país”, dijo Larreta, como si fuera que la situación de la Ciudad es la misma que la de todo el país, esto sin tener en cuenta los problemas del territorio porteño y que es el distrito que más fondos recibe de la administración nacional.

“Los próximos 30 días, vamos a acompañarlo a Mauricio. Salgamos a demostrar que podemos tener un país con valores. Salgamos a demostrar que podemos construir un país mucho mejor para nuestro hijos. Salgamos juntos a demostrar que podemos y que vamos a ganar la elección”, cerró.

Dispuesto a recorrer 30 ciudades en 30 días para dejar de lado la campaña virtual y retomar el contacto con la población tras haber abandonado los clásicos timbreos, el jefe de Estado confía en que este tipo de movilizaciones lo ayudará a alcanzar el balotaje del 24 de noviembre para definir mano a mano en las urnas contra el postulante del Frente de Todos.

                                                                     PUBLICIDAD

                   

fte.polarg

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman