Compromiso de Solidaridad: Alberto logró un amplio respaldo para redistribuir la riqueza y negociar la deuda

Política 28 de diciembre de 2019 Por
El gobierno de Todos reunió a empresarios, centrales de trabajadores y diversos sectores sociales y logró la firma del Compromiso de Solidaridad, un texto que configura un mensaje de unidad para la pelea contra el "hambre" a través de una “justa distribución de la riqueza”, pero principalmente de cara a la discusión por la deuda con acreedores extranjeros y el FMI.
5e0678bb2dbf4_750x523

Finalmente, el gobierno del Frente de Todos consiguió dar su primer paso de cara al Pacto Social y Económico al que apunta Alberto Fernández para avanzar en la lucha contra el hambre, conseguir una distribución del ingreso más justa, justificar las primeras medidas en nombre de la emergencia con más "músculo" de apoyo y, a la vez, exhibir una posición sólida para discutir y negociar la deuda con los acreedores externos.

Es que el Presidente reunió en una misma mesa a las centrales de trabajadores, las cámaras empresarias, las organizaciones sociales y representantes de otros sectores de la sociedad argentina y consiguió foto y firma del Compromiso de Argentino por el Desarrollo y la Solidaridad, un documento diseñado por el Poder Ejecutivo con el propósito nuclear de mostrarse amplio para justificar y sostener sus medidas y a la vez plantarse firme para negociar con el FMI.

                                                              PUBLICIDAD

                           

El texto, breve y conciso en sus tres páginas, pone el foco en la necesidad de que la Argentina que piensa Fernández transite hacia una “justa distribución de la riqueza” para la cual es necesario que algunos sectores hagan “un esfuerzo extraordinario”.

En la misma línea, se destacan la "urgencia" de solucionar "la trágica deuda social con los argentinos y argentinas que sufren hambre y problemas de alimentación", la necesidad de "construir un conjunto de consensos para lograr un desarrollo inclusivo y sostenible" y el desafío del "endeudamiento público que, por su magnitud y la inmediatez de los compromisos de pago, exige a nuestro Gobierno un claro desafío".

Además, y tal vez en lo más cercano a un anuncio que se observa, reflota el proyecto de Fernández de un Consejo Económico y Social, que podría sancionarse por ley a comienzos del próximo período de sesiones ordinarias.

                                                               PUBLICIDAD

                                   

“La voluntad de pago requiere condiciones compatibles con la atención de la deuda social y el crecimiento de la economía. Sin ello, sería imposible cumplir con las obligaciones que asuma el país”, agrega el documento, que define como prioridad “en primer lugar” que se dé “respuesta a la trágica deuda social con los argentinos y argentinas que sufren hambre y problemas de alimentación”.

Luego, pasa al compromiso “a contribuir con un esfuerzo extraordinario a la obligación moral de poner en la mesa de todas nuestras familias el pan que a ninguna le debería faltar”. En ese sentido, Fernández propone, “empezar por lo más urgente para luego poder juntos abocarnos a lo más importante”.

El documento también sostiene la necesidad de discutir de manera prioritaria “un esquema equitativo y sustentable de actualización de haberes jubilatorios y tarifas de los servicios públicos” y pone una serie de objetivos para el mediano plazo, como la creación de empleo de calidad de la mano de la inversión productiva y la generación de valor agregado, la promoción de crédito accesible para vivienda y producción, la creación de nuevas PyMEs, la integración con el mundo vía Mercosur, la incorporación de más mujeres, el cuidado del medio ambiente y el desarrollo de la economía popular. Además, señala la importancia de “garantizar el acceso a la salud, la educación y el hábitat a los sectores más postergados”.

                                                            PUBLICIDAD

                               

Respecto de la deuda, el acuerdo firmado enfatiza abiertamente la necesidad de apoyo que tiene el Gobierno ante "los acreedores privados y organismos internacionales". Por eso, deja un mensaje contundente: "No será la mera negociación de una administración. Lograr una solución sustentable será la tarea colectiva de todo un país que reclama poner a la producción y al trabajo por encima de la especulación financiera y la fuga de capitales".

"Esa gestión será un pilar necesario, pero no suficiente, para comenzar a construir un Acuerdo Estratégico de Desarrollo Humano Integral", precisa.

Poco después de que concluyera el encuentro y se conociera el documento oficialmente, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; el dirigente de la CGT Héctor Daer; y el titular de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo, explicaron los detalles en conferencia de prensa. 

"Digo de parte de Alberto, que es el puntapié para la construcción del Consejo Económico y Social", enfatizó Arroyo al inicio del intercambio con la prensa, y agregó que el documento firmado "apunta a dos planos: entender que hay una urgencia, que tiene que ver con el hambre y la falta de trabajo; y también al desarrollo y la solidaridad, con políticas de mediano plazo con el eje puesto en la producción y el crecimiento".

                                                             PUBLICIDAD

                               

En ese sentido, el funcionario se mostró conforme con el avance de la administración de Fernández de cara al año próximo: "Terminamos el año de la mejor manera. Acá arranca una etapa de diálogo. Con dos ejes: resolver lo urgente y potenciar un desarrollo para todos los argentinos".

Además, aclaró que la discusión respecto de las subas salariales para trabajadores privados se discutirán en otras instancias: "Se planteó que el Consejo Económico y Social va a tener desarrollos sectoriales específicos para el tema del salario".

Respecto del faltazo de la Mesa de Enlace al encuentro, Arroyo le bajó el tono a la temática y precisó que las patronales del campo "comparten el espíritu" de la reunión. "La mesa de enlace sí estuvo invitada, dijo que compartía el espíritu pero que no tuvo tiempo de trabajar el encuentro", afirmó.

Daer, por su parte, aseguró que desde la CGT buscan "acompañar a la negociación de nuestro país con los sectores acreedores" y destacó que "hay un país que quiere honrar las deudas, pero solicitar y tener las facilidades para el crecimiento y el desarrollo, y la prioridad absoluta que es la alimentación, la salud, la vivienda y el trabajo digno".

"Saludamos la convocatoria. Es un puntapié para lo que se dijo en campaña que es que las cosas van a ser por consenso", concluyó.

Acevedo, en tanto, destacó que "fue una reunión muy provechosa" y puso el foco en que "con toda la mirada al futuro" y "ver cómo se empieza a trabajar de manera conjunta todos los sectores para conseguir una mejor Argentina".

                                                                    PUBLICIDAD

                             

fte.polarg

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman