Celac Las negociaciones para bajar a Almagro de la OEA

Política 10 de enero de 2020 Por Asser Noticias
El uruguayo tiene el respaldo de Trump y Bolsonaro pero tiene dos rivales. El rol de Argentina, México y el Caribe.
5e17c9a389077_940_529!

La cumbre en México de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) le otorgó a los países de la región una oportunidad insospechada para negociar las nuevas autoridades de la OEA.

El uruguayo Luis Almagro entró en alarma luego de ver amenazadas sus posibilidades de repetir mandato en la Organización de Estados Americanos, que elegirá sus autoridades el 20 de marzo.

                                                     PUBLICIDAD

                             

Almagro ingresó al organismo en 2015 impulsado por el Frente Amplio uruguayo, de extracción de centroizquierda, luego de haber sido canciller de José "Pepe" Mujica. Una vez en la OEA pegó un giro ideológico fenomenal y se alineó con la derecha continental. El uruguayo puso el organismo prácticamente a disposición de Washington para pronunciarse periódicamente contra el venezolano Nicolás Maduro y contra los enemigos locales del gobierno de Donald Trump. Tras exiliarse de Bolivia, Evo Morales dijo que la OEA "responde al imperio norteamericano".

Esa estrategia le sirvió durante los últimos años principalmente por el color de centroderecha que adoptó el mapa político americano con los gobiernos de mandatarios como Mauricio Macri, Jair Bolsonaro, Enrique Peña Nieto, Iván Duque y Sebastián Piñera.

El mapa mutó con los triunfos de Andrés Manuel López Obrador en México y Alberto Fernández en Argentina. Justamente esos dos gobiernos quieren bajar a Almagro y por eso buscan apoyos para los otros dos candidatos para la OEA. 

                El titular de la OEA, Luis Almagro.

A la OEA la integran 33 países y cada uno tiene un voto: vale lo mismo el de Estados Unidos, de más de 300 millones de habitantes, que el de San Vicente y las Granadinas, de 100 mil habitantes.

Estas islas del Caribe, junto a Antigua y Barbuda, impulsan a la ecuatoriana María Fernanda Espinosa, que fue canciller de su país y presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Espinosa tiene el apoyo clave de México y en las últimas horas, Espinosa se reunió en México con el canciller argentino Felipe Solá.

Pero Solá también se reunió dos veces con el otro candidato, el peruano Hugo de Zela, quien fuera jefe de Gabinete en la OEA durante la gestión del chileno José Miguel Insulza, el predecesor de Almagro.

                                                      PUBLICIDAD

                         


 

El gobierno argentino apoyará al candidato que tenga mejores chances de derrotar al uruguayo. En esta senda Argentina sumó a Panamá tras una bilateral en la capital mexicana. Durante la cumbre de la Celac, que como anticipamos Argentina busca potenciar para licuar al Grupo de Lima que también se dedica exclusivamente a Venezuela, se habló precisamente de no dividir el voto en vano entre De Zela y Espinosa para no beneficiar a Almagro.

En busca de votos, De Zela se reunió el último martes con el presidente de Chile, Sebastián Piñera, un día después de ver a Solá por primera vez en la semana. Piñera dijo que hay que mejorar el organismo que encabeza Almagro. 

                   

El peruano De Zela "durmió" a Almagro con la foto junto a Piñera.

A destiempo, el uruguayo se tomó un avión a Santiago para reunirse con Piñera en La Moneda y tirarle flores: dijo que durante la crisis social chilena, en la que hubo más de veinte muertos y dos mil heridos, Piñera defendió "con eficiencia el orden público" y "garantizó los Derechos Humanos".

Pese al apoyo explícito del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, Almagro tiene reparos en su propio país. El nuevo presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, deslizó que lo apoyará aunque su partido tiene rencores. Antes de traicionar al Frente Amplio y girar a la derecha, Almagro había abandonado a los "blancos" del Partido Nacional de Pou.

                                                         PUBLICIDAD

                           

fte.Lpo

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman