Córdoba: El Coronavirus llegó a la cárcel de Bouwer...? las autoridades ignoran el reclamo de los internos

Locales 12 de marzo de 2020 Por Asser Noticias
Según fuentes de la unidad carcelaria cordobesa un maestro del Taller de Industria estuvo en contacto directo con una persona que vino de Italia y cuyo grupo familiar se encuentra en cuarentena. Aún las medidas de seguridad establecidas por el Gobierno esta semana, el celador continúa asistiendo a sus tareas habituales.
Bouwer-2

 Por Dante Leguizamòn

Desde la cárcel de Bouwer, ubicada en provincia de Córdoba, trascendió la situación delicada de un interno adulto, de 45 a 50 años, que trabaja en el Taller de Industria, y que presenta, desde hace días, síntomas de fuerte resfrío acompañado de un cuadro febril constante y que el personal médico de la unidad carcelaria sólo le habría suministrado un par de analgésicos.

                                                               PUBLICIDAD

                                                     

El día miércoles el interno afectado presentó un "comparendo" poniendo en conocimiento a las autoridades carcelarias su situación de salud y solicitando intervención ante el Juzgado de Ejecución. El pedido se ha reiterado en el transcurso de la mañana de hoy jueves sin lograr, hasta el momento, que se le haya otorgado el debido curso administrativo. Según se supo, la recepción del reclamo está en manos del Jefe de Seguridad del Módulo 2, quien prometió "hacer algún estudio".

                                                              PUBLICIDAD

                                                                                                    

La situación crítica del recluso representa un "alerta" a partir de que el interno es alumno-colaborador de las actividades que se desarrollan en uno de los talleres industriales de la institución cuyo "celador" estuvo en contacto con un familiar directo que ha arribado desde Italia y que se encuentra actualmente en cuarentena junto al resto de los integrantes de su familia con los que ha tenido contacto, salvo el maestro de Bouwer en cuestión. Este trabajador de la cárcel, aún habiendo tenido contacto directo con el viajero en cuestión, ha  continuado impartiendo clases a los reclusos y asistiendo al lugar de trabajo sin considerar las medidas de seguridad establecidas por el Gobierno esta semana.

                                                          PUBLICIDAD

                                           

El irregular desempeño por parte de este celador del área de los talleres industriales que continúa asistiendo a sus tareas habituales se suma al reclamo de los internos que denuncian no tener jabón para lavarse correctamente las manos, falta total de papel higiénico y el "corte" de suministro de agua que se reitera habitualmente en determinados horarios. 

                                                         PUBLICIDAD

                                     

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman