Juntos por el Cambio: de negarse a bajar jubilaciones de privilegio ahora piden recortar la política.

Política 31 de marzo de 2020 Por Asser Noticias
Marcos Peña y Mauricio Macri están de nuevo, sin importarle los efectos que puede causar el Covid-19 llevándose la vida de miles de argentinos salieron a activar la agenda opositora con el fin de la tregua política donde tampoco les importa llevarse puesto al jefe de Gobierno porteño. Un ruidazo netamente porteño y un proyecto de Bullrich para recortar salarios, todo al revés de lo que decían hace un mes.
macri-peña

Juntos por el Cambio se negaba a que los jueces que cobran miles y miles vean rebajadas sus jubilaciones de privilegio, hoy piden el recorte de ingresos de la clase política como hace el presidente neoliberal uruguayo Luis Lacalle Pou. Pero hay algo que irrita más a su base electoral y al clasismo predominante que incluye a los dirigentes de la coalición opositora: el espíritu de unión y solidaridad que estaba recobrándose en la pandemia.

                                                               PUBLICIDAD

                                               


 

Con Patricia Bullrich desacreditada pero comandando las filas de la grieta y las bombas, esta vez no literales, Horacio Rodríguez Larreta tenía la centralidad de la oposición: mostraba cooperación, negociación y responsabilidad ante un escenario atípico ganando la aprobación de un político de carrera. Así volvió el eje del "pibe de oro", Marcos Peña regresó a la actividad y junto a Macri se encargaron de dar pie al nuevo discurso opositor.

Como reveló el periodista Iván Schargrodsky en Cenital, Mauricio y Marcos trabajaron en delinear la nueva línea discursiva. El pedido de Bullrich acompañado por una manada de trolls como la que controlaba la vieja Jefatura de Gabinete salió a replicar y darle masividad, aunque esto en el territorio no haya traspasado algunos barrios de la Ciudad de Buenos Aires. Pero el mensaje del peñismo era claro: el fin de la tregua política.

                                                                       PUBLICIDAD

                                             

"Se escuchó el ruidazo. Legisladores de Juntos por el Cambio piden al Gobierno que funcionarios, legisladores y jueces aporten parte de su sueldo para ayudar a los que no pueden trabajar. La solidaridad de los que más ganan en el Estado es fundamental para paliar la crisis", tuiteó Patricia pasadas las 21:30. La tarea estaba hecha. No hay oposición, hay un sector de una coalición que apuesta únicamente a la violencia discursiva.

                                                               PUBLICIDAD

                                             

fte.polarg

Asser Noticias

Cr .Público Nacional
Periodista afiliado a Asoc. de Prensa Digital
Asesor en Economía

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman