Dirigentes de Cambiemos se burlan de Larreta: , algunos lo llaman "Horacio Fernández" al jefe de gobierno porteño,

Política 06 de abril de 2020 Por Asser Noticias
Interna PRO: aseguran que Macri "bendijo" a Bullrich para los cacerolazos y que hasta se burlan de Larreta
5e8b840042aaf_750x421

Según un medio alineado a Cambiemos, la ex ministra de Seguridad y varios intendentes recibieron un llamado del ex presidente con la pregunta "¿Cómo la vas llevando?" como título ante la pandemia. Allí aprovechó para dar empujar el pedido a "los políticos" para que bajen sus sueldos. Mirá cómo llaman al jefe de gobierno porteño por su postura en línea con el gobierno nacional.

El avance, por el momento controlado, del coronavirus en el país y la consiguiente crisis económica producto de la cuarentena trajeron en la alianza Juntos por el Cambio una interna que, de no mediar actitudes endógenas dialoguistas, podrían derivar en una explosión del principal socio de ese espacio, el PRO.

                                                         PUBLICIDAD

                                           

 
Es que, inicialmente y antes del retorno de la influencia del propio Mauricio Macri y de la resurección de la actividad de los trolls asociados a Marcos Peña, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la mayor parte de los gobernadores e intendentes bonaerenses del PRO adoptaron una actitud responsable y de trabajo en línea con el gobierno nacional que encabeza Alberto Fernández. 

Principalmente es destacable el caso de Larreta, cuya foto junto al Presidente y el gobernador bonaerense Axel Kicillof generó la idea de un principio de ruptura de la grieta y un elogiado "trabajo mancomunado", tal como lo describieron fuentes de las tres administraciones.

Sin embargo, tras el caso de los despidos en Techint, la respuesta presidencial a ese intento y el posterior freno, luego dirigentes del PRO, cuentas falsas de redes sociales e "influencers" cercanos al macrismo hicieron nacer las operaciones de los cacerolazos porteños con que piden a "los políticos" que bajen sus sueldos, a tono con el "esfuerzo que le reclaman" al resto de la sociedad. 
 

Ante esta situación, La Nación difundió este fin de semana una fuerte versión que expone la interna entre el núcleo duro PRO que busca operar políticamente al Gobierno ante el coronavirus y los "dialoguistas", que mayormente integran los dirigentes opositores que tienen responsabilidad de gestión en distintos distritos del país y la Provincia. 

                                                             PUBLICIDAD

                                       

Es que según esa publicación, Larreta y varios jefes comunales macristas del conurbano recibieron un llamado de Macri con la idea inicial de preguntarles "cómo llevan" el combate contra el coronavirus. No obstante, lo más polémico de esos intercambios telefónicos es que tanto la presidenta del PRO, Bullrich, y otros dirigentes habrían recibido la "bendición" del ex mandatario para sumarse a los cacerolazos que pidieron a "los políticos" la baja salarial. Es decir, la presión para salir públicamente a adherirse a esa campaña en la que el jefe porteño no juega por el momento.

 
En cuarentena desde su quinta, Macri se metió a jugar de lleno en la tensión interna del PRO y los socios radicales y la CC-ARI de Elisa Carrió. ¿Salió a contener o a profundizar la grieta? Su "sutil aval" a los "duros" que atacan a Fernández en plena pandemia le habría valido al ex presidente no pocos reclamos de quienes creen que los que piensan que no es momento de "jugar a la política". Los que tienen esta postura son los intengrantes de Cambiemos que gobiernan: gobernadores radicales como Gerardo Morales -Jujuy- e intendentes como Diego Valenzuela, de Tres de Febrero, y hasta Jorge Macri, de Vicente López. 

                                                                   PUBLICIDAD

                                                   

En cambio, del lado de los que apoyan el "caceroleo" -enquistados al lado de Bullrich, Miguel Pichetto y otros- sospechan que ni el jefe de gobierno porteño ni los intendentes de PRO salieron a respaldar esa iniciativa "porque Alberto Fernández les pidió que no lo hicieran".

Y en ese punto se burlan de Larreta: según La Nación, algunos llaman "Horacio Fernández" al jefe de gobierno porteño, en referencia a la sintonía entre éste y el Presidente.

                                                                

                                   

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman