La Pandemia acelera el final de la Obra Social Universitaria Daspu….?

Política 02 de junio de 2020 Por Asser Noticias
Como lo previmos en nuestra nota del 28 de Octubre de 2019 el Covid-19 ACTIVO los problemas. En ella decíamos… “DASPU atraviesa uno de los peores momentos económico y financiero, con un GASTO político entre honorarios, viáticos, asesores, incorporación de personal no necesario por ACUERDOS POLÍTICOS, es hoy LA CAJA que banca los múltiples NEGOCIOS y ACUERDOS existentes en la Universidad
multimedia.miniatura.9c4de2def9584f42.6369756461645f756e69766572736974617269615f6764655f6d696e6961747572612e6a7067

Hoy 2 de Junio de 2020, llegan a nuestra redacción las reiteradas quejas de sus afiliados sobre  la Obra Social Universitaria (DASPU), que vive uno de sus peores momentos, con  un marcado déficit prestacional, económico y financiero. 

Un denominador común en la consideración de la gran mayoría de afiliados, principalmente el sector de jubilados, integrado por aquellos que por ahora pueden hacer frente al exagerado y altísimo costo que tienen sus cuotas de afiliación. Este sector, el más castigado, primero por la injusta exclusión sufrida tras un promedio de 35 años de aportes para ser dejados fuera del sistema al momento de acceder al irónicamente llamado “beneficio jubilatorio” y por otro lado, los sobrevivientes que aún permanecen como afiliados pero asimilados a los “adherentes” con cuotas que mes a mes producen innumerables deserciones.

                                                                       PUBLICIDAD

                                                 

Tan es así, que en tiempos de cuarentena producto de la Pandemia del COVID 19, con servicios, combustibles, alquileres congelados, padecen a partir del 01 de Abril próximo pasado, un incremento del 15 %  para continuar en esa precaria y mal denominada afiliación voluntaria.

                                                               

Por supuesto que no es éste el único problema existente en la Obra Social Universitaria, ADIUC, la gremial de Docentes Universitarios a través de sus medios oficiales de comunicación, ha expresado su malestar por “el deterioro de sus prestaciones de salud, deficiente atención, falta de protocolos en el marco de la pandemia y ausencia de información institucional……”, por otro lado, el sector No Docente, se manifiesta coincidiendo con casi todos estos reclamos, pero, no a través de su representación sindical, sino desde la base misma, lo que constituye una más de las numerosas diferencias que separan a estos trabajadores de la conducción de la Gremial San Martin

                                                         

A esta altura nadie desconoce que la conducción del sindicato No Docente es funcional al grupo que conduce la Obra Social, esto justifica el que Héctor Gatti, no pronuncie palabra alguna respecto a las innumerables quejas que a diario expresan “sus representados” por las deficiencias del sistema prestacional de DASPU. Esto no extraña a nadie, si tenemos en cuenta que el mismo Gatti, integra el Directorio de la Obra Social, en representación de la autoridad universitaria, lo que en criollo significa que difícilmente pueda exigir soluciones siendo parte de los problemas o mejor dicho, de quienes los provocan.

La Obra Social, durante la cuarentena, apareció fugazmente con un puñado de vacunas, insuficientes por cierto, cerró sedes (seguramente siguiendo el ejemplo de la Gremial San Martin), por razones que se desconocen (No fueron informadas oficialmente) algunos prestadores suspendieron sus servicios, exigiendo a quienes tenían turnos otorgados con anterioridad a depositar $ 1.800.- para confirmar los mismos, los odontólogos particulares no quieren atender por DASPU, los medicamentos se venden a precios corrientes en plaza y registran descuentos exiguos por pagos de contado.

La Obra Social Universitaria, transita una de sus peores crisis, desmentida por sus directivos, ignorada por las autoridades universitarias?.

A diferencia del Secretario General de la Gremial San Martin, Héctor Gatti, el Secretario General de ADIUC, presentó una intimación a las autoridades de la DASPU para que atiendan y regularicen las siguientes situaciones:

--Imposibilidad de culminar la campaña de vacunación antigripal y anti neumonía para mayores de 65 y grupos de riesgo por falta de previsión y celeridad ante el contexto de la pandemia del Covid19.

--Falta de respuestas ante el pedido de envío de medicamentos a domicilio, en virtud del alto riesgo que supone acudir personalmente a las Farmacias de Ciudad Universitaria o del Cerro.

-- El horario de atención presencial en Farmacia como el del centro de llamadas telefónicas resulta acotado e insuficiente a la hora de dar respuesta a las necesidades de los y las afiliadas de la obra social universitaria.

--En cuanto a la aplicación de la telemedicina para atención de consultas médicas, la oferta de especialidades es insuficiente. Muchos de las y los médicos no están incorporadas al servicio, con lo cual el mismo deviene en ineficiente.

--Inexistencia de protocolo sanitario para retomar la atención presencial, conforme las disposiciones administrativas que así lo regulan.

--Falta de atención de urgencias odontológicas en la sede central

--Problemas en la prestación telefónica (tele medicina) del Prestador Sanatorio  Allende para nuestros afiliados.

--Dificultades en la comunicación institucional para que los afiliados estén informados acerca de las prestaciones que la obra social ofrece en este contexto de pandemia.

                                                                    PUBLICIDAD

                                                 

Resulta claro que tales deficiencias en la prestación del servicio de salud en el contexto de crisis sanitaria, social y económica que atravesamos, los coloca a todos y todas las afiliadas en una grave situación de desamparo.

Ante tan explícito y justo reclamo de los docentes universitarios y que es compartido por la gran mayoría de trabajadores No Docentes, ¿ Que actitud tomará Héctor Gatti? de qué lado del mostrador se instalará..?, Honrará su cargo sindical o seguirá fiel a su sentimiento patronal…?.

LOS PRINCIPALES RESPONSABLES DE ESTA SITUACIÓN SERIAN:

                                                                      

                                                        Presidente         Luis Mario Hernando

                                                

                                      

                                                                

                            Secretario de Organización y Sistema Luis Ambrosini                                        

                                                   

                                           Vocal titular del Directorio       Héctor Gatti

                                                                                   

Según investigación realizada por Asser Noticias todo cierra perfecto,

 La DASPU se cae a pedazos y su  presidente Luis Hernando en connivencia con el Secretario de Organización Luis Ambronsini, no ponen las manos para amortiguar la caída, con el silencio cómplice del Gremio conducido por Héctor Gatti,

 

La FATUN ofrecerá la “mejor alternativa” a los afiliados decepcionados de DASPU…?

Porque DASPU no llama a asambleas de afiliados en los últimos 20 años para elegir autoridades que no sean políticamente a DEDO...?

Las mismas fuentes nos informa que  La Asamblea es la única que podría modificar los estatutos y adherir al sistema nacional y salir de la situación crítica actual

 

El Rector Hugo Juri   desconoce esta situación..?

                                                         

De cualquier manera, si la conoce y no actúa en consecuencia, estaría de acuerdo…que suceda lo peor….. para la comunidad universitaria….? 

 

                                                                   PUBLICIDAD

                                                 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman