Gobierno dispuso la intervención y expropiación de Vincetin

Política 08 de junio de 2020 Por Asser Noticias
Así lo anunció el presidente Alberto Fernández este lunes en conferencia de prensa. El objetivo es rescatar la empresa frente las deudas que mantiene con bancos y el sector agrícola.
0037730823

El Presidente anuncia la llegada a manos públicas de una de las principales productoras y exportadoras de alimentos del país bajo un formato similar al de YPF. La firma había pedido la quiebra en diciembre y se investiga si no hubo fraude, tras un injustificado préstamo del Banco Nación. Antes, había financiado la campaña electoral de Juntos por el Cambio.

Anunció en la tarde de este lunes el inicio del proceso de intervención transitoria via DNU de la cerealera Vicentin, luego que la empresa incumpliera con sus obligaciones y quedara envuelta en un escándalo que le pega de lleno al macrismo.

                                                                  PUBLICIDAD

                                                   

Además, el mandatario adelantó que enviará un proyecto de Ley al Congreso Nacional para expropiar la empresa. De momento, Gabriel Delgado, un economista esta especializado en temas agropecuarios será el interventor de la firma.

 
“El Estado es el principal acreedor de la empresa. La vamos a rescatar, es una empresa líder para que continúa funcionando y sus trabajadores tengan la tranquilidad de seguir trabajando, lo mismo que los productores que le venden lo que producen”, adelantó el mandatario desde la sala de conferencias de Casa Rosada.

“Todos los activos del Grupo Vicentín formarán parte de un fondo fiduciario gestionado por YPF Agro. Se trata de un sector de la economía que tiene particular relevancia, como es el mercado de granos y cereales”, detalló el presidente.

                                                                               PUBLICIDAD

                                                         

Vicentín estaba en la mira desde diciembre de 2019 cuando informó que entró en un proceso de “reestructuración de pagos” a partir de una situación de “estrés financiero”. La principal aceitera de Santa Fe y una de las más grandes del país entró en cesación de pagos con una deuda bancaria total de poco más de 23.500 millones de pesos.



Posteriormente se conoció que del total de la deuda, $18.500 millones corresponden a un crédito otorgado por el Banco Nación, lo que se tradujo en fuertes críticas a la conducción de González Fraga en el Banco Nación ya que este crédito superaría los límites establecidos por la normativa bancaria y representan más del 20% del patrimonio computable de la entidad.

                                                                        PUBLICIDAD

                                           

El Gobierno decidió la creación de YPF Agro S.A. y la intervención de Vicentín, unificando la operación de las compañías. El objetivo es “rescatar” a la empresa para que pueda hacer frente al pago de deudas a productores de interior, renegociar con los bancos acreedores y asegurar la paz social y estabilidad laboral con gremios.

Asimismo se incentivará a través de proyectos de ley el aumento de la producción vegetal, incentivo a prácticas de riego, incorporación de maquinaria. También se propiciaría la exportación de proteína para humanos y se fomentaría la biotecnología.

                     

Vicentin solicitó en febrero pasado la apertura de su concurso preventivo de acreedores. En total, según medios judiciales, la deuda de la compañía asciende a u$s1.350 millones, de los cuales unos 1.000 millones corresponderían a préstamos de los bancos y el resto a empresas del sector agrícola. El Banco de la Nación es uno de los principales acreedores. Con el cambio de gestión a comienzos del año, las nuevas autoridades de la entidad oficial iniciaron un sumario administrativo luego de detectar que durante la gestión de Cambiemos el Banco Nación le otorgó préstamos a Vicentín por $18.700 millones.

En lo que se refiere a la cantidad de acreedores, 1.895 son por compra de granos, 586 de bienes y servicios, 37 financieros, 19 fiscales y aduaneros, 98 accionistas, y tres sociedades vinculadas.

                               

Por la estafa entre el anterior directorio del Banco Nación y la cerealera, el fiscal federal Gerardo Pollicita imputó en febrero de este año a Javier González Fraga, último presidente del Banco Nación durante la Administración macrista en la causa en la que se investiga si es que las autoridades de la principal entidad bancaria estatal incurrieron en delito cuando le permitieron a la cerealera Vicentín acumular una deuda $18.500 millones en contra de las normativas que rigen el funcionamiento del banco.

Pollicita impulsó el caso por la posible defraudación no solo contra quien fue presidente del Banco Nación en los últimos tiempos del gobierno de Mauricio Macri, sino también contra los empresarios Alberto Padoán y Gustavo Nardelli, que encabezan la firma Vicentín.

                       Si crees en  el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a hacerte                                                                                                           amigo   de Asser Noticias

                                                                       PUBLICIDAD

                                                   

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman