Córdoba: Intendente de Río Ceballos quiere privatizar la recaudación municipal

Política 01 de julio de 2020 Por Asser Noticias
Eduardo Baldassi, pretende privatizar la caja de recaudación del municipio. Para tal fin, el Concejo Deliberante se apresta a tratar hoy 1 de julio, en una audiencia pública dirigida, el proyecto por el cual en primera lectura se haría entrega de la recaudación a una empresa privada,a la empresa “Pay per tic” que muestra una fuerte conexión societaria con el gobierno de Schiaretti.
71870

La gestión oficiaista,  vino moviéndose con sigilo para proceder a esta privatización que ya está aprobada en primera lectura. El argumento esgrimido por el Ejecutivo es falso: una modernización del sistema de cobro se puede realizar fácilmente con un simple software y el personal que ya trabaja en el municipio. La oposición en el Concejo Deliberante recién ahora dice estar públicamente en contra, luego de que el repudio popular empieza a generalizarse en la ciudad.

                                                                            PUBLICIDAD

                                                     

Para encubrir la entrega de los fondos públicos el oficialismo llama a una audiencia pública dirigida. Su carácter elemental de promover la mayor participación está totalmente cuestionado, puesto que se encuentra por fuera del marco legal nacional. Sin embargo, el COE (Centro de Operaciones de Emergencia) provincial improvisó un protocolo habilitando que se realice la reunión con un número de personas que hasta triplica lo permitido, lo que da cuenta del compromiso del gobierno de la provincia en que se proceda con esta privatización.

La audiencia pública de hoy 1 de julio, bajo condiciones de restricción es una muestra del apuro en imponer la privatización. Además, no se puede desconocer la falta de transporte público en nuestra ciudad, lo que deja afuera a las barriadas populares. Baldassi, como Schiaretti, pretende valerse de la pandemia para ajustar.

El manejo privado de los fondos públicos se pretende presentar como una modernización para el pago de los gravámenes municipales. Sin embargo, es un enorme negocio privado. En un simple cálculo tomando la recaudación del 2019 este porcentaje que se llevaría la empresa estaría en el orden de los 3 millones de pesos. Pero como el contrato no solo plantea que la empresa cobre sino también que pague por orden del municipio, esta cifra se podría duplicar

                                                             PUBLICIDAD

                                                         

Es claro que si el municipio paga 6 millones de pesos al año por cobranzas se van a resentir los ya deteriorados servicios que presta el municipio a las y los vecinos. Pero esto no es todo porque en el contrato presentado queda abierta la posibilidad de modificaciones del mismo a simple acuerdo de partes. Lo que significa que lo que hoy se suscribe mañana podría cambiar sin pasar por el Concejo Deliberante. Lo mismo dice para las actualizaciones e incluso no están especificados los costos para una cantidad de cargos que el contrato dice se cotizarán oportunamente por separado.

Además, el municipio podría solicitar a la empresa que pague en nombre del municipio aunque en la cuenta donde se deposite lo recaudado no tenga saldo a favor. En este punto, la llamada modernización del cobro de impuestos se trasforma en un negocio financiero de préstamos que pone como garantía los ingresos futuros de la recaudación municipal y acá tenemos el nudo de la cuestión: el gobierno pretende hipotecar la caja municipal para obtener financiación, por supuesto, abriéndole a la empresa pingues ganancias.

Otro aspecto no menor es el peligro sobre la seguridad de la información de los contribuyentes: la privatización de las funciones tributarias pone en jaque el secreto fiscal, las bases de información de datos, la fiscalización y determinación de los tributos y la identificación de los contribuyentes que pasará a manos privadas.

                                                                              PUBLICIDAD

                                                         

Una audiencia pública supone un espacio democrático donde la participación ciudadana es fundamental. El Estado debe garantizar la mayor participación de los vecinos, máxime cuando lo que se trata de un proyecto que entregaría la recaudación de los dineros públicos a un privado.

Llama poderosamente la atención el apuro de sacar dicha resolución, también  el silencio de importantes personalidades que viven el ciudad de Río Ceballos tanto militantes del peronismo, del kischnerismo, radicales, etc.  

                              

                                  Si crees en  el periodismo crítico y comprometido, te invitamos

                                                          hacerte  amigo   de Asser Noticias

                                                                            PUBLICIDAD

                                                         

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman