“Una vez más la acusación perversa, la intimidación, la incitación al odio político vuelve a ganar y a instalar el macrismo

Judiciales 07 de julio de 2020 Por Asser Noticias
En el Pro temen seriamente que Patricia Bullrich esté pergeñando un desastre político para recoger los despojos y erigirse en dueña de un colectivo que está en vías de partirse.
bullrich

la abogada Valeria Carreras la denunció por su documento “Un crimen de extrema gravedad institucional», que acusa al Gobierno nacional por el crimen de Fabián Gutiérrez. “Denuncié por incitación a la violencia colectiva a Patricia Bullrich y demás firmantes del Comunicado agraviante de Cambiemos»”, dijo Carreras luego de la denuncia en el Juzgado Criminal y Correccional Federal 11.

                                                                  PUBLICIDAD

                                               

Expresó con dureza que “Una vez más la acusación aviesa, la intimidación, la incitación al odio político vuelve a ganar y a instalarse, pero no es un momento cualquiera, al contrario. Se abalanza la incitación en plena pandemia, con una ciudadanía vulnerable, porque estamos cansados, estamos empobrecidos, y no dudan en atacar y no dudan en acusar y no dudan en llevarse por delante todo aquello que en Democracia defendemos como intocables”. Los términos severos de la presentación sorprenden y asustaron a algunos miembros del Pro.

Algunos de ellos recordaron en estos días la entrega de cierta dirigencia montonera de sus compañeros, durante las denominadas contraofensivas urdidas en España en 1979, que acabaron con la caída de muchos de ellos ante la represión de la dictadura. Ese episodio marcó para siempre a Bullrich. Los militantes llegaban a Buenos Aires y eran detenidos en los lugares que, previamente, la entonces dirigente de la organización les había dado. Ese dato, recuperado de la memoria por algunos hombres del Pro, hizo estremecer a quienes llevan adelante la ofensiva anti Mauricio y los motivó para acentuar una división “regeneradora”, en la intimidad de la cuarentena.

Según el periodista Juan Gasparini, Patricia Bullrich fue la más importante reclutadora de exiliados en territorio español que contribuyó a la contraofensiva montonera de 1979, “pero a la hora de subirse al avión, ella salió huyendo”, explicó en Suiza en 2010 a LPO. El autor de “Montoneros, final de cuentas” y “Graiver, el banquero de  Montoneros”, expresó entonces que Bullrich fue actor principal de la contraofensiva y calificó el episodio como el “animémosnos y vayan” de la conducción de Montoneros, “que sacrificó miles de personas que luego desaparecieron, mientras los principales jefes se quedaron afuera del país”.

                                                                         PUBLICIDAD

                                                   

En la ocasión, recordó Gasparini que “incluso embarcaron en ese suicidio colectivo a una piba de 16 años: Verónica Cabilla o Cabillia, que por supuesto fue capturada y fusilada por el régimen militar”. El episodio sigue siendo traumático para Firmenich y quienes lo secundaban, que en aquellos años se repartían entre Madrid, México, la Habana y Roma. Pocos de ellos, un caso es el de Emilio Pérsico, otro el de Carlón Pereyra Rossi, dirigente querido por su compromiso con la militancia de la organización en Argentina, que fue asesinado por el comisario Patti, fueron reivindicados por su actitud responsable.

                                              

Esos antecedentes preocupan a miembros de sectores del Pro, afines a un comportamiento político cercano a Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli, Vidal, Monzó y Massot, en la perspectiva de una reconstrucción de la fuerza política en sintonía con una convivencia democrática con el gobierno. Suponen que sometida a una diáspora, Bullrich puede “quemar el rancho”, expresión que utilizó un vocero, para recomponer una fuerza política con los restos.

De ese modo, la ex ministra de Seguridad se aseguraría un camino despejado de adversarios del mismo origen. Su poder en términos de oscuridad es temido y preocupa su agresividad que contrasta con la convivencia democrática que pregonan. También atribuyen su agresividad a cierto estado de ánimo que la llevó a confundir ante los medios a “Vicentín” con “Valentín”, que corresponde a una reconocida marca de vinos de la provincia de Mendoza.

                                                                                  PUBLICIDAD

                                                           

Fuera de juego y “fin de fiesta”

Con la presentación, se inicia una acción tendiente no ya a discrepar con ella, sino a sacarla del medio en la formación de una fuerza política que, a su vez, saque del juego a Mauricio Macri, con riesgo de ser detenido por la causa de las escuchas, según lo ha expresado su abogado Pablo Lanusse.

El fantasma de Bullrich, entonces, se une a la decisión de avanzar en un “fin de fiesta” con Macri y sus personeros

más cercanos. El colectivo que orientan Rodríguez Larreta, Vidal y otros dirigentes, no quiere inmolarse en una sucesión de causas judiciales que pertenecen a Macri y sus servidores más cercanos, posiblemente cómplices si la Justicia avanza en las causas, y que embargarían el destino de la fuerza.

Eso explica la virulencia de las expresiones de la abogada Valeria Carreras, que aparece en estos días como la punta de lanza de la “operación limpieza”. La misma tiene en la mira al ex Presidente, a Marcos Peña, al ex gobernador de Mendoza, el radical Alfredo Cornejo, (que fue cuestionado en términos muy precisos por el diputado Eduardo Valdés), a Elisa Carrió y los principales exponentes del macrismo político que pretende la continuidad de los términos corporativos de ataque al gobierno de Alberto Fernández, en la misma senda que utilizaron durante su malogrado gobierno.

                         Si crees en  el periodismo crítico y comprometido, te invitamos

                                                              hacerte  amigo  de Asser Noticias

                                                                            PUBLICIDAD

                                               

fte.infobaires

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman