Operación de la oposición mediática: Alienta un estallido social...?

Política 27 de julio de 2020 Por Asser Noticias
Primer plano a la inseguridad y combate a la reforma judicial
cena_adepa_g14

la insistencia creciente en la hipótesis de no conclusión del mandato del presidente Alberto Fernández toma en los medios opositores la forma del preanuncio de caos y estallido social. En cinco de ocho días, además, hubo combinación de títulos de primer plano entre Clarín, La Nación e Infobae contra la reforma de la Justicia y para levantar noticias sobre inseguridad.

                                                                              PUBLICIDAD

                                                     

La posición extrema la toma Morales Solá en La Nación: este domingo 26.7 describe condiciones que generan un estallido social y sentencia que están dadas en el país. En el día Kirschbaum en Clarín complementa la idea de caos, al hablar de “insubordinación” en el oficialismo, hipótesis para la cual se sirve de las acciones de Sergio Berni.

El ministro de Seguridad bonaerense no es el único actor político celebrado por la oposición: varios columnistas vieron con gran simpatía que los jerarcas de la CGT respaldaran cada uno de los reclamos de fondo de los empresarios más poderosos, en un diálogo en el que además hacen notar la ausencia del Gobierno. La línea política y económica de fondo bien la explica Liotti en el artículo de tapa de La Nación del domingo: la salida de esta crisis tiene que ser controlada por el sector privado, no por el Estado.

                                                                              PUBLICIDAD

                                                           

Esta es la línea que explica otras maniobras: la defensa a ultranza de Marcos Galperín, para lo cual sirve tanto repetir la demonización del Sindicato de Camioneros como censurar la denuncia de ilegalidad de las operaciones cuasi bancarias de Mercado Libre que formula Sergio Palazzo. También el depliegue en defensa de Edesur, atacando las propuestas de estatización y ocultando al público incauto la estafa reiterada a los clientes de esa empresa tan cara a los sentimientos, pero más a los bolsillos, del grupo Macri y sus cómplices locales y de ultramar.

Del domingo 19 al 26 hubo cinco días de tapas gemelas entre ambos diarios: un día la “inseguridad” como primer tema y la reforma judicial como segundo (siempre con la letra K rondando como maldición) en Clarín, y los mismos temas en La Nación aunque en orden invertido. Y al revés al día siguiente. Infobae actuó como escolta, con “noticias” ad hoc, como dar el primer plano al separatista mendocino Cornejo en el combate contra el proyecto del presidente Fernández que amenaza afectar a los tribunales de Comodoro Pus, búnker de las mafias empresariales.

                                                                             PUBLICIDAD

                                                     

La repetición de las tapas pasó también por las alcantarillas de las y los columnistas. Fue quirúrgica la similitud de contenidos el miércoles entre Morales Solá y Van der Kooy de Clarín para oponerse al proyecto de reforma judicial y para expresar ira contra el juez Canicoba Corral, por procesar a otro de los hermanos del alma, Javier Iguacel, en la causa por denuncias de corrupción en el manejo de los peajes.

El aumento de enfermos y decesos por el Covid-19  sirve también a los medios opositores para levantar el tono y hablar de fracaso de la política sanitaria del Gobierno. Suman inseguridad y crisis económica (siempre más atribuida a la cuarentena que a la pandemia) para jugar con la idea de un mandato presidencial interrumpido: insistieron en esto animadores televisivos que son imitados, en una secuencia ya usada, por columnistas de tonos diferentes pero idénticos propósitos.

Así, Clarín intenta explotar una fibra irónica para comparar cuántos billetes hacen falta ahora para comprar un dólar en comparación con 2001. Nada graciosa la línea de especulaciones en la que insiste Pagni, como siempre sin mencionar una sola fuente: Cafiero saldrá como jefe de Gabinete y Segio Massa es propuesto para ese cargo pero, pregunta: ¿le conviene ese lugar o quedarse en la “línea sucesoria”?

                                                                                            

                                               

En el trabajo de instalar el clima de caos, el escuadrón fue engrosándose. Se anotó el viernes Bonelli, en Clarín: “Los informes secretos anuncian tensiones sociales en el conurbano”. El sábado siguió Fontevecchia, con una platea mucho más pequeña pero igualmente entusiasmado: “¿Aguanta la coalición gobernante?” Y así llegamos a la “insubordinación” de la que habla Kirschbaum el domingo y junto a él Fioriti, quien se lanza un poco más: “riesgo de cadáveres en las calles del conurbano”.

Un “estallido social” lo puede causar, solo por dar un ejemplo dice Morales Solá, “un aumento exponencial de la violencia criminal”, y eso “es lo que está sucediendo ahora”.

                                                           

Los desesperados esfuerzos del diario La Nación, por animar a los argentinos a irse del país

                                                                               PUBLICIDAD

                                                             

Eso sí, a diferencia de lo que se veía hasta hace diez días, estos analistas se cuidan de mencionar la convocatoria ya hecha para una concentración opositora el 17 de agosto, intentando multiplicar lo que salió a medias el 9 de Julio. No quieren agitarla, no por ahora al menos, acaso para hablar después de una manifestación “espontánea” que “surgió de las redes sociales”.

Las y los lectores habrán de reconocer una línea de coherencia geopolítica en Clarín: promociona en tapa a Claver-Carone, el halcón macartista de Trump, quien el 10 de diciembre organizó con el diario la primera bofetada al presidente Fernández cuando apenas subía al auto tras su discurso en el Congreso, con el título “portazo de EEUU”.

                                                                              PUBLICIDAD

                                                     

Este furioso ultraderechista dio al diario, aquel día, la exclusiva de su no asistencia a los actos oficiales, como queja por la presencia de Venezuela. El “reportaje” de ahora, con preguntas que parece que este personaje escribió él mismo, para sentirse más cómodo, empieza con el mayúsculo insulto a los argentinos de igualar a la dictadura cívico-militar con el gobierno venezolano actual.

Si de insultos se trata, Fernández Díaz de La Nación vuelve a hacer de las suyas: otra vez se toma del pobre Borges solo para la autosatisfacción de descargar odio al peronismo.

                                     

En el mismo diario, se puede considerar también insultante para los lectores lo hecho en la versión electrónica del viernes: por varias horas estuvo con seis títulos y seis fotos Canosa, la animadora de TV que se declaró asediada por el Presidente, y que parece lanzada sin escrúpulos a hacer méritos, igual que su competidora Pérez de Telefé, por el silla que “el amigo Héctor” está por quitarle a María Laura Santillán en el muy venido a menos Telenoche.

                  Si crees en  el periodismo crítico y comprometido, te invitamos

                                                  hacerte  amigo  de Asser Noticias

                                                          

                                                                            PUBLICIDAD

                                                 

fte.orsai

 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman