Córdoba: Nuevo abuso de la Policía y de la Justicia Penitenciaria

Locales 17 de agosto de 2020 Por Asser Noticias
Un interno de la cárcel de Bouwer recibió éste jueves una gran golpiza y sufrió una violación con acceso carnal por parte de un grupo de guardias del servicio penitenciario en una de las celdas de aislamiento. Los hechos fueron ocultados por las autoridades máximas del penal, sus directivos, el servicio médico y los guardias de turno, a fin de encubrir sus responsabilidades. La Fiscalía de turno, no sólo se negó a tomar la denuncia sino que alertó inmediatamente al Director de la cárcel.
multimedia.normal.8ef2659c53e3b9ce.63617263656c2d64652d626f757765725f6e6f726d616c2e6a7067

Nuestra redacción recibió la denuncia de un familiar directo de un interno de la cárcel de Bouwer que asegura recibió una paliza con gran nivel de ensañamiento acompañado de una violación, perpetrada por tres guardias penitenciarios, en la mañana del pasado jueves.

A continuación el relato de lo sucedido, transcripciones textuales de los audios que la víctima hizo llegar a los familiares y a ésta redacción desde el Penal:

                                   

“Eran las 7,30 de la mañana del jueves 13 de Agosto, yo estaba durmiendo y entra a mi celda el guardia M... ; me solicita que saque todas mis cosas de valor, argumentando que haría una requisa; como no lo hice a la velocidad que ellos me pedían, me sacaron de la celda con la excusa que tenía una sanción por problemas en el pabellón. Me esposaron en el pasillo y me trasladaron a otro lugar. De repente el guardia M...  me tapó la cabeza y el rostro con mi propio buzo, M... comenzó a golpearme junto a otros dos guardias, de los que escuché sus voces pero no pude ver sus rostros, ya que llegaron a la celda cuando yo estaba ya encapuchado. Entre los tres me golpearon hasta tirarme al piso; me siguieron pateando y me violaron introduciendo un objeto en mi ano. Todo el tiempo me tuvieron esposado y con la cabeza tapada con mi propia ropa. Fueron unos minutos interminables hasta que salieron M... y los otros; cerraron con candado y pasador la puerta del lugar. Allí estuve hasta que terminaron la requisa total del pabellón, no se cuánto tiempo habrá pasado, estaba helado de frío, todo mojado, golpeado y dolorido. Posteriormente se acercó el oficial S..., me sacó y me dijo que volviera a mi celda y me quedara allí tranquilo.”

Otro fragmento de audio

“En la requisa realizada me robaron $ 750, un reloj Orient legítimo, dos cadenas con crucifijo, una bombilla para el mate y varios elementos más. Intentando recuperarme del schock y temiendo por mi vida, hablo por teléfono con mi hermano y le cuento lo que me había sucedido. Él fue a Tribunales II a realizar la denuncia a la Fiscalía Nº 3 cuya secretaria G.M.. no quisieron tomarle la denuncia; de allí se dirigió a la Fiscalía Nº 1 que estaba de turno y tampoco le tomaron la denuncia, le dijeron que debía dirigirse a la comisaria y Secretaría de Juzgado que está en el Parque Sarmiento, allí fue atendido por la Srta. C. V.. de la Fiscalía de turno, quien le manifiestó que no podía tomarle la denuncia y lo envía al juzgado que está en la esquina de las calles Balcarce y Entre Ríos, allí tampoco le quisieron tomar la denuncia. En todos los lugares se excusaban, por una u otra cosa, aunque a pesar de  lo terrible de lo sucedido, ninguna de las dependencias quiso involucrarse.”

 

Ante los fallidos intentos por parte del familiar del interno por poder hacer la denuncia correspondiente en distintas Secretarias Judiciales y, sin dudas, ante el  aviso de alguna de éstas dependencias a las autoridades del Penal de Bouwer, la pesadilla del interno, cuya identidad se reserva, no culmina.

"Los audios de la víctima de acoso y violación continúan el relato identificando a los guardias S..., el oficial M.... y el oficial P.... como los encargados de entrar a su celda, esta vez anunciando que por orden del Sr. Director R..... se lo buscaba para trasladarlo y verificar su buen estado de salud. El oficial P.... portaba en esta oportunidad una maquina filmadora para “disponer de un video de que estaba todo bien”, y condujeron al interno hasta la enfermería. Allí, y ante la presencia de un médico, un asistente social y un psicólogo lo revisaron de golpes visibles, negándose rotundamente a realizar una revisación más profunda. Posteriormente, el interno fue trasladado a la Dirección del Penal, donde el Director lo interrogó, consultándole si tenía alguna queja que realizar por el proceder del algún integrante del Servicio Penitenciario. El interno le indicó que sólo hablaría de lo sucedido frente a un juez.  Màs tarde  lo intimaron a firmar un acta, cuyo texto explicitaba “el interno L.A.C. no tiene ningún problema con la guardia del Penal”, por lo que el interno firmó con las reservas del caso.

El día Viernes, a tan solo 24 horas de los golpes recibidos y de la brutal violación sufrida en el pabellón donde el interno cumple su condena, lo guardias le anuncian que debía “levantar sus pertenencias de la celda ya que, "POR ORDEN DE LA SUPERIORIDAD SERA TRASLADADO AL PENAL DE CRUZ DEL EJE", establecimiento donde se encuentra alojado desde el pasado fin de semana.

La sucesión de hechos violentos que se sucedieron en contra del joven interno, la negativa por parte de las Unidades Judiciales involucradas en negarse a tomar una denuncia formal ante los relatos y pruebas de los audios con los que familiares de la víctima se presentaron y, la veloz actitud del Director del Penal de Bouwer de ordenar el rápido traslado del interno a otra unidad penitenciaria de la provincia son vestigios claros de la necesidad de ocultar los hechos ocurridos, deshacerse del interno diligenciando un traslado vertiginoso y sin clara justificación judicial y de encubrir los inhumanos acontecimientos violentos perpetrados por sus oficiales a cargo de las guardias dentro de la penitenciaria.

Los familiares del interno y organizaciones de derechos humanos que se han sumado al reclamo continuarán los procesos judiciales pertinentes para denunciar el maltrato y la violación a los derechos individuales y para que se investiguen y esclarezcan los acosos,  malos tratos y torturas dentro del establecimiento.

Además para que la Justicia penal revise éste y otros casos de violencia física y psicológica que sufren allí y reclamarán por el cumplimiento de derechos fundamentales de los internos, que son seres humanos desamparados, allí detenidos.

Nos informan que toda la información expuesta se encuentra respaldada con audios gravados del propio Interno y que se encontrarían depositados en una escribanía.

                                                                          

                                           Jefe Servicio Penitenciario de Córdoba: Insp. Gral. Juan María Bouvier

La función del sistema penitenciario

El Servicio Penitenciario de Córdoba es una Institución, que en el cumplimiento de su misión, debe trabajar en forma permanente en la humanización de las cárceles de la Provincia, con la correspondiente salvaguarda y respeto de los Derechos Humanos en las personas privadas de libertad, y de la profesionalización de la fuerza, con apertura a la Sociedad y Organizaciones Intermedias para el cumplimiento de sus objetivos.-

                   Si crees en  el periodismo crítico y comprometido, te invitamos

                                                       hacerte  amigo  de Asser Noticias

                                                                         PUBLICIDAD

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman