La mesa de enlace de militares retirados, duró pocas horas

Nacionales 13 de noviembre de 2020 Por Asser Noticias
El día 12 de noviembre de 2020 se presentaba desde los medios, el encuentro de “referentes de las Fuerzas Armadas, policiales y de seguridad” que “se reunirán en una mesa conjunta, con el objetivo de incidir en la política del sector.” La presentación indicaba además que “la agrupación, que lleva el nombre de "Mesa de Encuentro Libertador General San Martín", reúne a personal retirado de las fuerzas y autoridades de sociedades y mutuales de uniformados, y a partir de hoy se mostrará públicamente.”
29b12f1d0f10774c87d7ec963da5d375_MAIN

Finalmente, la mesa de enlace militar y policial no llegó a articularse. Apenas un día después del anuncio de su surgimiento, con una foto con 8 militares retirados y ex miembros de gendarmería y policía bonaerense, las instituciones representadas y la mayoría de los participantes dijeron que no son ni serán parte de esa Mesa de Encuentro que encabezó por unas horas Ernesto Juan Bossi.

El repudio generalizado contra esta mesa de enlace que buscaba representar “a la familia de los uniformados” y el rápido accionar del ministro de Defensa, Agustín Rossi, desarmaron en pocas horas el intento.

El diario LA NACIÓN presentó al General de División (R) Ernesto Bossi como el anfitrión del grupo y la cara visible de la mesa. Por este motivo haremos una pequeña biografía del general retirado para comprender porqué en forma inmediata el Ministro Agustín Rossi expresó que la "Mesa de Enlace" de las Fuerzas Armadas "está hecho para tratar de conspirar."

                                                                            PUBLICIDAD

                               

Durante la dictadura militar estuvo destacado en misión a Bolivia, al tiempo del golpe de los narcoroneles y narcogenerales Meza y Arce Gomez que derrocó al gobierno constitucional e instauró allí una dictadura represiva, responsable de secuestros y asesinatos. Tal como escribió Horacio Verbitsky sobre este tema, Bossi no tiene, que se sepa hasta ahora, responsabilidad penal en tales actos. Pero, es por todos conocido la Operación Cóndor o Plan Cóndor que fue la coordinación de acciones y mutuo apoyo establecido en 1975 por las cúpulas de los regímenes dictatoriales del Cono Sur (Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia y esporádicamente, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela) con los Estados Unidos.

Luego como secretario general del Ejército, el general de División (R) Ernesto Bossi lideró el sector militar que propició la intervención de las Fuerzas Armadas en cuestiones de seguridad interior. Fue en el año 1995 cuando Bossi objetó la prohibición de hacer Inteligencia sobre política interna, porque a su juicio "constituye una seria limitación”. "La inteligencia no se improvisa, se debe contar con un óptimo nivel de inteligencia actualizado sistemáticamente, con el concurso de todas las agencias existentes", sostuvo. Incluso llegó a objetar como "poco feliz" el uso en la ley de Defensa de la expresión "política interna del país".

Otro dato obscuro de este general retirado es el negacionismo que data probadamente del año 1997 cuando el Poder Ejecutivo solicitó al Senado el ascenso del teniente coronel Carlos Enrique Villanueva. El mencionado coronel se encuentra citado en el legajo 4413 de la Conadep como uno de los jefes operativos responsables de secuestros, torturas y asesinatos en el campo de concentración conocido como La Perla. A pesar de esta información Ernesto Bossi intentó negar estos hechos para conseguir el ascenso de Villanueva contradiciendo la información del legajo del oficial que el propio Bossi remitió al Senado. En la misma consta que de diciembre de 1977 a noviembre de 1980 Villanueva tuvo destino en el Destacamento de Inteligencia 141.

Ahora bien, un dato que pasó prácticamente inadvertido en estos últimos días fue el procesamiento por el fiscal Carlos Stornelli de Ernesto Bossi en la causa por la exportación ilegal de armas. En su dictamen el fiscal Stornelli señaló a Ernesto Bossi de haber incurrido en los delitos de falsedad ideológica y estafa procesal, al enviar al juzgado documentos falsos con la intención de ocultar la entrega de material del Ejército a Fabricaciones Militares que luego sería enviado a Croacia.

                                                                                 PUBLICIDAD

                                 

Otro dato interesante de la biografía de Bossi lo vincula con el actual Papa Francisco. Esto fue debido a que el entonces arzobispo de la Ciudad de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio debió pedir que se investigue una supuesta estafa, con falsificaciones de firmas y documentos. En el año 1999 la Sociedad Militar de Seguros de Vida (Smsv) presidida por Bossi demandó a la curia de Buenos Aires por una supuesta deuda de 10 millones de dólares. Sintéticamente digamos de este caso de corrupción financiera que la Sociedad Militar Seguros de Vida (Smsv) le reclamó la devolución de un préstamo de $10 millones de dólares que le habría otorgado al Arzobispado con el aval del Banco de Crédito Provincial y que luego fue derivado a una cuenta en el Banco de Nueva York, con la autorización del cardenal Antonio Quarracino. En el juicio se confirmó por peritos caligráficos que la firma de esa autorización del cardenal era falsa.

Pero las andanzas de Ernesto Bossi continuaron y lo encontramos en una denuncia realizada por la Unidad de Información Financiera (UIF) que puso en la mira a la Sociedad Militar Seguro de Vida (Smsv) por el posible delito de lavado de dinero. La denuncia apuntó contra quien era su presidente: el ex general y ex jefe de la Central Nacional de Inteligencia durante el gobierno de la Alianza, Ernesto Bossi. El oficial retirado compartiría una cuenta bancaria en el exterior de más de 11 millones de dólares según denuncia el periodista Marcelo Ricardo Hawrylciw en octubre de 2016.

Este dinero que Bossi poseía era derivado de una empresa llamada Kriptos S.A. dedicada a prestar o suministrar servicios de asistencia y consultoría en materia económica, financiera, administrativa, contable, informática y de sistemas. Bossi compartía un lugar en el directorio de Kriptos junto al ingeniero Carlos Horacio Groppo quien era dueño de la empresa multirubro Meridiano Austral dedicada al asesoramiento, estudio, y explotación a todo lo referente al suelo en la Argentina o el exterior. En el citado trabajo periodístico de Hawrylciw se menciona que Bossi y Groppo compartían también una cuenta en el UBS (Unión de Bancos Suizos) de Nueva York, con 11.099.080 dólares bajo el nombre de Kriptos – Meridiano Austral.

                                                                              PUBLICIDAD

                                   

Para finalizar recordemos que otra seria denuncia contra Bossi es la que indicaba que durante su presidencia de la Sociedad Militar Seguro de Vida, los genocidas prófugos seguían cobrando haberes de retiro militar a través de esta mutual. Por ejemplo en el año 2012, Eduardo Alfonso, seguía cobrando haberes de retiro militar a pesar de que se encontraba prófugo en una causa por haber participado en un operativo donde fue secuestrada Beatriz Recchia, embarazada de cinco meses, y del asesinado de su marido, Domingo García, durante la última dictadura.

Alfonso, previsor, ya se había ido del país cuando la jueza Alicia Vence –siguiendo órdenes de la Cámara de Casación– ordenó su detención. De esta manera el genocida, según informó el juzgado, contaba con alguien que le retiraba de su caja de ahorros el dinero que le deposita la Sociedad Militar. Por esto motivo las Abuelas de Plaza de Mayo le pidieron al ministro de Defensa del Gobierno de Fernando De la Rúa, Arturo Puricelli, que dejen de pagarle sus haberes porque es un modo de “financiar su fuga” desde el propio Estado.

Después de la operación de prensa generada desde Clarín, La Nación e Infobae donde se presentó a esta Mesa y que generó una lluvia de repudios de los organismos de derechos humanos que desarticuló cualquier intento desestabilizador. El mismo Ministro de Defensa Agustín Rossi expresó desde su cuenta de Twitter que “el General Bossi (R), organizador de la reunión, dijo que no quiso hacer lo que hizo" y agregó "Debut y despedida de la Mesa de Enlace Militar. En la Argentina del siglo XXI no hay lugar para estas ideas".

Una a una, las instituciones que estaban representadas en la reunión y foto difundida un día antes desmintieron ser parte a través de cartas enviadas al ministro y la mayoría de los participantes hizo lo mismo.

                                                                              PUBLICIDAD

                                     

"Las instituciones que estaban representadas en la Mesa de Enlace Militar y cinco de los seis militares retirados que participaron de la foto comunicaron por escrito que no participan ni participarán de la Mesa", consignó Rossi a través de su cuenta de Twitter

__________________________________________________________________________________________

        Agustín Rossi                                                                                                 
 
@RossiAgustinOk
 
Las instituciones que estaban representadas en la Mesa de Enlace Militar y 5 de lo 6 militares retirados q participaron de la foto comunicaron por escrito q no participan ni participarán de la Mesa. El General Bossi (R), organizador de la reunión, dijo q no quiso hacer lo q hizo.

___________________________________________________________________________________________

El propio Bossi, quien organizó el encuentro, debió salir a aclarar la situación. “Quiero alcanzarle la más absoluta tranquilidad que la finalidad de la reunión era precisamente crear un espacio de encuentro, desestimando enfáticamente alguna otra intención”, escribió el militar retirado en una carta dirigida al ministro y agregó: “Las organizaciones invitadas participaron sin asumir compromiso alguno, ya que la reunión tenía carácter informativo”.

Antes de su carta, las organizaciones habían salido a desmentir su participación.

La Sociedad Militar Seguro de Vida (SMSV), organización encabezada por Daniel Reimundes y que fue sede del encuentro, aseguró que "no formó ni formará parte de la mesa" y que la mutual “no financia, ha financiado ni financiará” este proyecto.

La primera en despegarse fue la Asociación de Veteranos de Guerra de Malvinas y su titular, Sergio Fernández, y le siguió el coronel José Francisco Guerrero, de la Mutual del Personal de Intendencias Militares, quien en un comunicado aseguró que “no participa ni participará” de esta Mesa de Encuentro.

También lo hicieron la Federación del Personal de las Fuerzas Armadas, de Seguridad y Policiales (FEMPFASP), el Observatorio de Seguridad y Defensa de la Ucema y su titular, Claudio Pasqualini, y la Fundación Criteria.

"Debut y despedida de la Mesa de Enlace Militar. En la Argentina del siglo XXI no hay lugar para estas ideas. Para la buena salud de la democracia y de las Fuerzas Armadas, la Mesa de Enlace Militar no se formó", cerró Rossi.

                      Si crees en  el periodismo crítico y comprometido, te invitamos

                                                           hacerte  amigo  de Asser Noticias   

                                                                                PUBLICIDAD

                               

Fte.TiempoyOrsai

Asser Noticias

Cr .Público Nacional
Periodista afiliado a Asoc. de Prensa Digital
Asesor en Economía

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman