GR.SAN MARTIN: Héctor Gatti, tendría serios "problemas de identidad"...!

Locales 30 de noviembre de 2020 Por Asser Noticias
Gatti impugna la vuelta de la presencialidad en el "Clínicas" y en "Odontología mira para otro lado". Las y los trabajadores no docentes de la UNC reclaman falta de atención e intervención oportuna por parte del sindicato no docente con la delicada situación que, a lo largo de toda la cuarentena, el personal del Hospital Nacional de Clínicas y de la Facultad de Odontología tuvo que afrontar.
ae44970d-9622-4849-8c7b-bb221a88b1df

Mientras el Secretario General de la Gremial San Martín Héctor Gatti impugnó recientemente la resolución de las autoridades del Hospital Nacional de Clínicas que disponía la convocatoria de todo el personal a su cargo a retomar la presencialidad en los lugares de trabajo a partir del 1 de Diciembre, trabajadores y autoridades del nosocomio y de la Facultad de Odontología, entre otros, evidencian el oportunismo gremial detrás del anuncio y denuncian la desidia sindical a la que se han visto forzados durante todo el ASPO.

Se conoció en los últimos días la resolución del Director General del Hospital Nacional de Clínicas que dispone “Dejar sin efecto la RI N°35/2020, que disponía la dispensa del deber de asistencia de todo el personal docente, Nodocente, contratado, residente (becado y no becado) e instar a los Jefes de Área y/o Servicios a convocar a todo el personal a su cargo a sus lugares de trabajo a partir del día 01/12/2020, con estricto cumplimiento del protocolo Básico Preventivo , aprobado por RR N° 562/2020 y modificatorias”. La postura adoptada por el Secretario General de la Gremial San Martin, gremio que núclea a los y las trabajadores no docentes de la UNC, fue la de impugnar la misma sosteniendo que el “retorno del personal No Docente a las dependencias de la UNC es un tema altamente delicado y preocupante ante los sostenidos casos de COVID 19 que estamos viviendo” y sancionó la misma como de “nulidad absoluta”.

                                                                                   PUBLICIDAD

                                           

Mientras tanto, un comunicado de las y los trabajadores no docentes y contratados de éstas dependencias cuestiona y reclama las acciones informales que tuvo el Sindicato cuando, por ejemplo se explicita en el mismo, “vía mensajes de Whatsapp se dirigió a la Secretaria Administrativa de la Facultad de Odontología, con el objeto de indicar al personal de esa Facultad volver al trabajo presencial”. En este caso ha tenido gran peso, sin lugar a dudas, la intervención de la figura de Luis Hernando, Secretario General de Odontología y Presidente de la DASPU y, claramente, no se tuvieron en cuenta los picos de casos de Covid 19, ni la implementación (mucho menos control sindical) de ningún tipo de Protocolo para los empleados del área.

Es muy certero considerar que debe el gremio debe velar y preocuparse por la seguridad de los y las trabajadores, pero también es necesario considerar que esa preocupación y esmero debieron manifestarse en todo momento, desde que se inició la pandemia y a los largo de todos los meses que estuvo vigente el ASPO (aislamiento social preventivo y obligatorio) decretado por el gobierno nacional.

Sin lugar a dudas, la vuelta a la presencialidad del personal docente y no docente en todo el ámbito universitario de la UNC y la verificación del cumplimiento de los protocolos básicos preventivos propuestos por las autoridades universitarias es un tema que merece su discusión en Paritaria Nacional, pero ello no debería restarle importancia a todo tema que tenga que ver con la relación laboral del trabajador No Docente y sus diferentes ámbitos laborales.

Las constantes irregularidades en las acciones de Gatti demuestran claramente que el representante de los y las trabajadores no docentes de la UNC cumple a rajatabla su rol como representante del Rectorado de la Casa de Altos Estudios: su polémica designación como Prosecretario administrativo de la Universidad sumado al cargo de representante del Consejo Superior en la Obra Social DASPU son un claro reflejo de la doble vara con la que Gatti y la Comisión que tiene a su cargo la Gremial San Martín, se manejan al momento de aplicar el visto bueno para con unas “dependencias” y poner el grito en el cielo cuando de “algunas otras” se trata.

                                                                 PUBLICIDAD  

                                   

Resulta correcto y muy válido que se procuren los controles en cuanto a los protocolos propuestos: las medidas de distanciamiento en los lugares de trabajo, los metros cuadrados ocupados por el personal en sus jornadas laborales, las correctas medidas de seguridad y biosanitarias, etc. Ahora bien, mucho más justo y conveniente hubiera sido que esos mismos recaudos y ese interés tan importante por la salud de los trabajadores que ahora embandera la Gremial San Martín se pusiera en marcha desde un comienzo y que aplicara a todas las dependencias de la UNC. Esto es para todas y todos, no solo personal no docente sino para todos y cada uno de los pacientes que hacen uso de la atención médica del Hospital, de los Centros de Atención médica, de los servicios de Odontología, etc.

En el mencionado caso de la Facultad de Odontología, el personal está cumpliendo desde que Gatti exigiera a sus autoridades la vuelta a sus tareas (sin mayores protocolos, ni resoluciones, ni impuganciones), en lugares de trabajo con mediocres baños adaptados, sin correcta ventilación y los metrajes mínimos de habitabilidad no se cumplen, ni se controlan, entre otros graves reclamos de quienes están desamparados sindicalmente y claramente desprotegidos en términos sanitarios.

Es correcto que desde la Gremial San Martín se reclame al Director del Hospital de Clínicas que no violente el Convenio Colectivo de Trabajo. Es cierto, nadie debe violar el Convenio Colectivo, tampoco Gatti y compañía que como referentes deberían ser los ejemplos a seguir en cuanto a la exigencia de su CCT velando por todas las dependencias y por todos los y las trabajadores por igual.

                                                                                        PUBLICIDAD

                                     

Es sumamente importante, por supuesto y como pregona la actual Gremial San Martín, velar por que no se violen los derechos y garantías convencionales y constitucionales en el ámbito del Hospital de Clínicas. Mucho más importante, justo y provechoso sería velar porque esos derechos y garantías constitucionales se cumplan en la UNC toda: que la Gremial San Martín deje de perseguirse a empleados y a trabajadores, que la Gremial San Martín deje de encubrir y consentir concursos a su medida, que la Gremial San Martín deje de integrar tribunales de Concursos con la flamante señora del Secretario Gatti, con la nuera del Secretario Gatti y con un veedor gremial hijo del Secretario Gatti.

El respeto y la defensa del Convenio Colectivo debe pasar a ser una tarea de las y los trabajadores de la UNC sin excepción. El cumplimento del mismo no debe circunscribirse solo al interés de un área, facultad o dependencia universitaria. Muchos menos al interés personal de algunos pocos. El Convenio Colectivo no tiene sólo un artículo 9 “válido” como transcribe el Secretario General del gremio no docente para hacer válida su reciente impugnación; tiene muchos otros artículos que establecen derechos y obligaciones, tiene capítulos de concurso y de estructura salarial, tiene temas y cuestiones pendientes para reglamentar y no se reglamentan

                            Si crees en  el periodismo crítico y comprometido, te invitamos

                                                            hacerte  amigo  de Asser Noticias

                                                                                PUBLICIDAD

                             

Asser Noticias

Cr .Público Nacional
Periodista afiliado a Asoc. de Prensa Digital
Asesor en Economía

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman