El radicalismo y Carrió le llevó sus quejas a Macri por el caso Maldonado

Política 06 de septiembre de 2017 Por Asser Noticias
El ex titular de la UCR Ernesto Sanz blanqueó en público el malestar que los referentes partidarios le enrostraron al Presidente y al jefe de Gabinete, Marcos Peña. Dardos contra Bullrich y Noceti.
sanz-carrio-y-macri-

Entre las razones que obligaron el Gobierno a romper el silencio y construir una imagen más proactiva frente al caso Maldonado, existe un dato que los voceros del presidente Mauricio Macri intentaron preservar en el silencio, para no exhibir las duras internas que atraviesan a Cambiemos por la desaparición del joven de 27 años, que lleva 36 días ausente.

Se trata del malestar y la preocupación que les transmitieron distintos miembros del radicalismo al jefe del Estado y al ministro coordinador, Marcos Peña, por la forma en que el Gobierno afrontó la desaparición del joven. Según confió una alta fuente de Cambiemos, la desazón y las advertencias resonaron en los oídos presidenciales desde la semana pasada y durante los últimos días llegaron a amenazas de ruptura si el jefe del Estado no salía de su indiferencia ante el caso.

Las quejas partidarias dentro de la alianza de Gobierno también llegaron a los oídos de la diputada nacional Elisa Carrió, que hasta ahora se mantuvo en silencio al respecto, pero que también escuchó la bronca de los radicales. “Le dijimos que esta coalición no puede ser cómplice de una desaparición forzada o de un caso que tiene todas las características de ser eso”, apuntó a este portal un integrante de la UCR, que se animó a dar cuenta de las quejas que le transmitieron a los principales interlocutores del PRO dentro de Cambiemos.

El encargado de blanquear las discusiones internas del oficialismo fue el ex titular de la UCR Ernesto Sanz, que luego del giro repentino que protagonizó el Presidente sobre el caso, salió a apoyarlo, pero sin dejar de mencionar el malestar que respiran los hombre de boina blanca.

"Me quedo con la respuesta del Gobierno de las últimas 48 horas", dijo este miércoles Sanz en declaraciones radiales y opinó que en el caso “hubo algún error de comunicación o de manejo" porque la situación necesita una respuesta "más potente en términos de comunicación a la sociedad. No digo más seria ni más responsable ni de mayor involucramiento, porque eso lo hubo desde el primer minuto. El Gobierno tomó esto con mucha seriedad. Me consta porque en alguna reunión estuve. Pero probablemente hoy, con el diario del lunes, uno podría decirle al Gobierno 'mirá, acá hubo algún error de comunicación o de manejo’”, dijo el ex titular de la UCR. "Esto debería haber tenido un nivel de involucramiento mucho más fuerte desde un primer momento de la Casa Rodada", remató el dirigente radical, sin mencionar el notorio silencio del Presidente al respecto, que recién salió a hablar al respecto esta semana.

Las críticas más duras estuvieron dirigidas a la ministra Bullrich, a su equipo y a la inexplicable presencia del jefe de asesores Pablo Noceti.

fuente:letraP

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman