Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto de camioneros con Coca Cola

Judiciales 12 de septiembre de 2017 Por
El secretario adjunto del gremio, Pablo Moyano, dijo que las compañías pretenden "traspasar a choferes de camiones a otra empresa"
not_896943_12_123341_m

El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria en el conflicto que mantiene el gremio de camioneros con las distribuidoras de Coca Cola por el reencuadramiento gremial, según informaron desde la cartera laboral. 

La conciliación obligatoria fue declarada el lunes a la noche por un período de 15 días, a la espera de un acercamiento de las partes por el conflicto que se había profundizado el domingo último con el inicio de un paro por tiempo indeterminado en todo el país por parte del Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca). 

El conflicto engloba a trabajadores de las cuatro compañías embotelladoras de Coca Cola, que, en su gran mayoría, según denunciaron, quedaron inscriptos en el Sindicato de Trabajadores de la Industria de Aguas Gaseosas de la Argentina (Sutiaga) y pretenden pasar al gremio de camioneros que lidera Hugo Moyano.

Además de reclamar su reencuadramiento gremial, los trabajadores denunciaron, según afirmó el último lunes el secretario adjunto del gremio Pablo Moyano, que las compañías pretenden "traspasar a choferes de camiones a otra empresa", algo que fue luego desmentido por una de las firmas.

Coca Cola Femsa, una de las cuatro embotelladoras de la multinacional que tienen actividad en el país, se declaró ayer ajena al conflicto a través de un comunicado y lo atribuyó a una disputa por la representatividad gremial de los trabajadores de las plantas de distribución.

La distribuidora destacó en el parte de prensa que la empresa "no participa del conflicto entre los sindicatos y respetará el acuerdo al que arriben las partes".

fuente:ámbito

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman