"La democracia está en riesgo en toda América latina"

Política 14 de septiembre de 2017 Por Asser Noticias
Tras la difusión de una carta abierta a todos los electores de la Provincia de Buenos Aires pidiendo unificar el voto opositor en las próximas elecciones legislativas, la candidata a senadora y ex presidenta ofreció un reportaje al portal Infobae, en el que insistió en que en la PASO del 13 de agosto pasado “dos de cada tres bonaerenses dijeron, con su voto, que hay que frenar el ajuste”
74575-3

Durante la primera parte de la entrevista con el periodista Luis Novaresio, Cristina Kirchner confirmó que la Dirección de Criminalística de Gendarmería desmintió las supuestas conclusiones del peritaje sobre la muerte del ex fiscal Alberto Nisman, que habría determinado  que habría sido asesinado, recordó que ella misma había hablado por Cadena Nacional y había expuesto sus hipótesis sobre el caso.

Defendió el Memorándum con Irán, que fue aprobado por el Congreso Nacional, afirmó que el acuerdo no es judiciable, y rechazó de plano las acusaciones por traición a la Patria, que el entrevistador dijo que merecían “analizarse”, y denunció que hubo una utilización del caso Nisman para criticar a su gobierno. 

En otro tramo de la entrevista, Cristina Kirchner denunció que hace poco “se secuestró el voto de un consejero en el Consejo de la Magistratura” y advirtió que “el estado de derecho está severamente cuestionado en la Argentina, al igual que en Venezuela, donde (Nicolás) Maduro echó a la fiscal general del país, lo mismo que quiere hacer aquí Macri con Alejandra Gils Carbó”, y exhortó a evitar pensar “que el otro, el distinto, es horrible y hay que suprimirlo”.

Más adelante, insistió en que “dos de cada tres argentinos votaron en la PASO poner un freno al ajuste”. “Yo no quería ser senadora, he sido presidenta en dos oportunidades, pero mi candidatura fue elegida colectivamente”, se anticipó la ex mandataria, quien agregó que “si en el 19 yo fuera un obstáculo, para el peronismo, para un frente mucho más amplio que el peronismo, me excluyo”.

Sobre las causas judiciales que tienen curso en su contra, CFK indicó que le parece un "atentado a la democracia" que un gobierno sea "equiparado a una asociación ilícita". Además, aseguró hay un "manejo descarado del Poder Judicial para" perseguirla.

"No fuimos un gobierno de empresarios, es cierto. Pero nunca se crearon tantas fábricas, empresas, comercios. Este es un gobierno de empresarios, y nunca se cerraron tantos comercios y fábricas en tan poco tiempo", señaló, al tiempo que aseguró que Cambiemos "no solucionó lo problemas, sino que los empeoró". 

En el pasaje más emotivo de la entrevista, la ex presidenta se mostró muy enojada con el accionar del ex secretario de Obras Públicas, José López, quien fue encontrado en un convento con 9 millones de dólares. "Fue una cosa muy fuerte (lo de José López). No alcanzaba a comprender la escena, me pareció brutal. Tuve una gran indignación y un gran enojo. Y después me vino como una cosa de tristeza, angustia", dijo.

"Pensé en los miles y miles de pibes que habíamos incorporado a la política. Siempre con un corrupto hay un corruptor. Quisiera saber cuándo y quién le entregó ese dinero. Me cuesta entender cómo la Justicia no haya podido identificar quién y cuándo se los dieron. Esto ya no es por poder político, sino por la democracia. Es importante encontrar el hilo. Me resulta inaceptable que no hayan podido identificar quién se los dio", amplió.

"Creo que lo odié a José López, como muy pocas cosas he odiado en mi vida", dijo, entre lágrimas.

Hacia el final del reportaje, la ex presidenta aseguró que le "molestaban" los piquetes, pero que preferiría que hubieran cortes de tránsito antes que "cargar con muertos en represión". "Néstor tenía muy presente lo que le había pasado a Duhalde con Kosteki y Santillán". 

fuente:Página12

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman