La OEA rechazó al candidato de Macri a la CIDH cuestionado por organismos de DDHH

Política 21 de junio de 2017 Por
CARLOS HORACIO DE CASAS NO REUNIÓ LOS VOTOS
not_887329_21_212845_m

Los países de la Organización de los Estados Americanos (OEA) eligieron este miércoles en la Asamblea General de Cancún a los nuevos comisionados de la CIDH para el periodo 2018-2021 y rechazaron al candidato propuesto por el presidente Mauricio Macri, el abogado Carlos Horacio de Casas, cuestionado por organismos de Derechos Humanos.

Los elegidos para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) son Joel Hernández García (México) con 28 votos, Flávia Cristina Piovesan (Brasil) con 21, y Antonia Urrejola Noguera (Chile) con 19.

"Esta presidencia expresa su más sincera felicitación a la señora Antonia Urrejola, Joel Hernández García y Flávia Cristina Piovesan por su elección y les augura la más exitosa labor como comisionados y comisionadas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos", indicó el canciller mexicano, Luis Videgaray, quien preside la Asamblea.

Reemplazarán a los comisionados James L. Cavallaro (EE.UU.), José de Jesús Orozco Henríquez (México) y Paulo Vannuchi (Brasil).

Se habían presentado otros tres candidatos: Carlos Horacio de Casas (Argentina) con 11 votos, Douglass Cassel (EE.UU.) con 16 y Gianella Bardazano Gradin (Uruguay) con 6.

El resultado fue un alivio para las organizaciones de la sociedad civil, que estaban muy preocupadas por la propuesta argentina.

La candidatura que había sido más cuestionada tanto en su país como fuera de él fue la del argentino Carlos Horacio de Casas, con la que fueron muy críticas organizaciones como Human Rights Watch (HRW), expresidentes de la CIDH, académicos de Derecho argentinos y organismos de Derechos Humanos.

Incluso un panel independiente de expertos lo había señalado como el único candidato que no consideraban adecuado para integrar la Comisión.

Fuente: ámbito

Te puede interesar

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman