Economistas y calificadoras desmienten que la suba del dólar sea un fenómeno mundial

Política 09 de mayo de 2018 Por
El Gobierno señala a EE.UU. por la corrida cambiaria. Sin embargo, el impacto en Argentina triplica al de Brasil. Télam

La corrida cambiaria iniciada el 23 de abril y recrudecida el miércoles 25 de abril coincidió con dos fenómenos vinculados con los inversores internacionales: por un lado la suba de la tasa de interés de los bonos estadounidenses a 10 años por encima de la barrera psicológica del 3% anual y la entrada en vigencia del impuesto a la renta financiera de los activos argentinos en manos de extranjeros.

Esto disparó el dólar de $20,50 a $23,30 para luego retroceder a $22,30, con lo que el peso argentino se convirtió en la moneda más devaluada del mundo en el año con excepción del bolívar venezolano. En el medio, esta corrida cambiaria llevó al Banco Central a sacrificar más del 12% de las reservas internacionales, a subir la tasa de interés de referencia tres veces fuera de agenda hasta llevarla al 40%, bajar la posición global neta en monedas extranjeras de los bancos y al ministro Nicolás Dujovne a anunciar un recorte adicional del déficit fiscal de medio punto del PBI.

"Tenemos un shock externo que afecta a toda la región", sostuvo este lunes el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, en línea con el diagnóstico del Gabinete de Macri que hizo público  el jueves pasado la diputada Elisa Carrió cuando sostuvo que "Esto está pasando en todo el mundo", tras el encuentro de emergencia con las cabezas del equipo económico en la Rosada en la que se delinearon los anuncios del viernes por la mañana.

Sin embargo, en el mercado no solo consideraron impropio el hecho de que haya sido Carrió la que saliera de la Rosada a dar declaraciones en lugar de una voz autorizada del equipo económico, sino que desestimaron el contenido de sus declaraciones. En un comunicado de este lunes (ver documento), la calificadora de riesgo Moody's identificó al cambio de metas de inflación del pasado 28 de diciembre como el comienzo de la desconfianza del mundo en Argentina. 

En efecto, la tendencia del riesgo país frenó su baja a fin de año y con altibajos subió hasta abril cuando recortó el alza para luego dispararse a fines de abril con la suba de tasas de los bonos del Tesoro de Estados Unidos. 

"La presión sobre el peso se ha acumulado desde fines del año pasado, cuando el relajamiento de las metas de inflación del Banco Central llevaron a una depreciación significativa del peso. Los spreads de riesgo se acrecentaron simultáneamente, revirtiendo su compresión de 2017 y requiriendo acciones significativas del Banco Central para sustentar al peso", describió Moody's como punto de partida de la crisis cambiaria que pone a la Argentina como la economía más vulnerable y con la moneda más golpeada de los países emergentes.

Tras analizar el destino que se le dio a los dólares que ingresaron al país para carry trade, Moody's identificó como principales responsables de la actual crisis a los déficits fiscal y de cuenta corriente.

"Una retirada sostenida de las fuentes de financiamiento externo probablemente perturbe la economía de Argentina dada su dependencia del endeudamiento externo, obligando así al Gobierno a reducir significativamente su nivel de gasto y su demanda agregada para así reducir las importaciones, lo que impactará negativamente en el crecimiento", advirtió la calificadora.

"Argentina es sustancialmente más vulnerable que sus pares latinoamericanos a perder la confianza de los inversores, tal y como indican el porcentaje de servicios de deuda externa sobre ingresos por cuenta corriente y el ratio entre obligaciones de deuda de corto plazo y reservas internacionales, el que su ubica muy por encima del 100%", diagnosticó Moody's.

En esta línea, se manifestaron varios economistas como Germán Fermo, nuevo director del MBA de la Universidad del CEMA, quien en su twitter sostuvo que "Es sumamente incorrecto decir que el jueves negro fue por un evento global". Y lo evidenció mostrando que las sobretasas de la deuda argentina a cinco años triplicaron a la de Brasil y duplicaron a la de Turquía y superaron ampliamente a la de todos los demás países emergentes.

fte.LPO 

 

 

Te puede interesar

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman