Angela Merkel abre el debate en Alemania respecto del Matrimonio Igualitario

Interés General 29 de junio de 2017 Por
La conservadora canciller Angela Merkel abandonó su "no" rotundo respecto del Matrimonio Igualitario y propuso que los diputados de su partido decidan sobre el tema según su convicción. Se votaría esta semana.
deutsch

El matrimonio igualitario se metió inesperadamente en la campaña electoral alemana, al punto que la canciller Angela Merkel se mostró abierta a que el tema se debata sin seguir la disciplina partidaria sino que cada diputado decida según su convicción. La votación parlamentaria podría tener lugar esta misma semana.

Líder de la Unión Cristiano Demócrata CDU, conservadora en lo social, Merkel se negaba hasta ahora a otorgar los derechos del matrimonio a parejas del mismo sexo. Alemania es uno de los pocos países grandes de Europa occidental que aun no reconoce el “matrimonio para todos”, como se llama aquí. Las parejas homosexuales se pueden registrar civilmente desde 2001 y gozan de algunos derechos como de herencia o manutención. No obstante, su estatus no es equiparable al de las parejas heterosexuales. Aunque algunos fallos judiciales permitieron la adopción de los hijos de uno de los miembros de la pareja, la ley no otorga el derecho conjunto a adopción.

En la campaña electoral de 2012, Merkel se negaba a admitir este derecho “por el bienestar de los niños”. Su partido, la CDU y sobre todo su socia bávara CSU, se negaron hasta ahora a discutir sobre el matrimonio igualitario. Este martes, ante la nueva posición de Merkel, el Partido Socialdemócrata SPD exigió que se vote al respecto esta misma semana en la cámara baja, el Bundestag, a partir de un viejo proyecto de ley “cajoneado” desde hace años.

El éxito de la moción parece garantizado, ya que además de los socialdemócratas también impulsan una ley en ese sentido Los Verdes y La Izquierda, en la oposición. La canciller dio luz verde a que su partido vote libremente y lo mismo hicieron los bávaros de la CSU. Pero parte de los parlamentarios creen que una ley semejante obligaría a modificar la Constitución, que en uno de sus artículos pone al matrimonio y a la familia “bajo especial protección del Estado”.

Foro
Como suele ser ya habitual, Merkel difundió su nueva posición en un foro inesperado: a partir de una pregunta del público en un evento organizado por la revista femenina Brigitte, que la semana pasada también realizó una entrevista pública similar con el candidato socialdemócrata a la cancillería, Martin Schulz.
“Conozco a muchas personas en la CDU, y me incluyo, a muchos que reflexionamos sobre este tema, y pensamos que los valores (de las parejas homosexuales) son los mismos, aunque de alguna forma crecimos con la creencia de que el matrimonio es entre un hombre y una mujer“, dijo Merkel. “Quisiera que la discusión se llevara adelante con libertad de conciencia, en vez de imponer algo”, agregó.

Merkel explicó que el cambio de posición tenía que ver con un encuentro que tuvo en su distrito electoral en el norte del país con una mujer que vivía con su pareja, también mujer, y ambas cuidaban a ocho niños (son chicos en guarda, es decir no adoptados, sino bajo tutela). Luego, la canciller se empantanó al intentar argumentar a favor de la adopción de niños por parte de parejas homosexuales y mencionar la violencia en algunas familias tradicionales. Eso provocó el enojo de un hombre del público y la obligó a salir a la defensiva.

Tsunami
La explicación que dio sobre su cambio de posición también provocó críticas en algunos medios, que hablaron irónicamente del “tsunami lésbico de Merkel”, como el semanario de centroizquierda Die Zeit. El título del tsunami se refiere al cambio de opinión de la canciller sobre la energía atómica después del maremoto que alcanzó la central de Fukushima en Japón en 2011.

Igual que el abandono paulatino de la energía nuclear, la igualdad de derechos para las parejas homosexuales es apoyada por la gran mayoría de los alemanes, entre el 70 y el 80 por ciento de los ciudadanos, según distintas encuestas. Con su apoyo al matrimonio igualitario, Merkel logra ganar para sus filas otro tema de amplio consenso en Alemania.

Desde los Verdes hasta los liberales del FDP (en la legislatura que termina sin representación en el Parlamento federal) pusieron como condición que se aprobara el “matrimonio para todos” para entrar como socios menores en una eventual futura coalición de gobierno con la CDU de Merkel. También el candidato socialdemócrata Martin Schulz condicionó el futuro de una coalición de gobierno como la actual (CDU/CSU-SPD) a que se avanzara en los derechos de las parejas del mismo sexo.
Ahora, Merkel los dejó una vez más sin argumentos. Solo la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD, sin representación parlamentaria federal) se manifestó en contra del “matrimonio para todos”. “La Afd tiene una oferta con un claro ideal de familia y está abierta a todos los votantes conservadores”, declaró su líder, Frauke Petry.

Altamente popular, las encuestas indican que Merkel avanza hacia una cuarta reelección en los comicios del 24 de septiembre. Su partido CDU/CSU obtendría el 39 por ciento de los votos, contra alrededor del 25 por ciento para los socialdemócratas el ex presidente del parlamento, Martin Schulz.

Fuente: Clarin

Te puede interesar

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman