El abogado de Clarín será el nuevo presidente de la Corte Suprema

Política 11 de septiembre de 2018 Por
Se trata de Carlos Rosenkrantz, quien reemplazará a Ricardo Lorenzetti, quien lideró el tribunal durante 11 años. Los cambios se oficializarán el 1° de octubre
Carlos_Rosenkrantz-696x477

Luego de once años, Ricardo Lorenzetti dejará la presidencia de la Corte Suprema. Así fue decidido este martes en una reunión que realizaron los ministros del máximo tribunal y en la que adelantaron una discusión que se esperaba para fin de año.

Lorenzetti, que continuará como miembro de la Corte Suprema de Justicia, será reemplazado en la presidencia por Carlos Rosenkrantz. Como vice fue elegida Elena Highton de Nolasco. Los cambios se oficializarán el 1° de octubre

El nuevo binomio que asumirá la conducción del máximo tribunal realizó la propuesta de adelantar la votación. Se impuso 4-1, con el apoyo incluido del presidente saliente, quien -explicaron sus allegados- pretende dedicarle más tiempo a una de sus pasiones: la actividad académica. De hecho, ya tiene en carpeta varias invitaciones para disertar en el exterior. Carlos Maqueda fue el único que votó en contra a los cambios.

Rosenkrantz fue nombrado como miembro de la Corte dentro de la primera semana de la gestión de Mauricio Macri, mediante un decreto de necesidad y urgencia, cuestión que despertó una fuerte polémica.

No obstante, luego de audiencias públicas en el Senado fue ratificado por el Congreso, que aprobó su pliego el 15 de junio de 2016.

Quién es Carlos Fernando Rosenkrantz:

Carlos Fernando Rosenkrantz nació el 28 de octubre de 1958. En 1983 terminó la carrera de abogacía en la Universidad de Buenos Aires. Luego hizo un Magister en Derecho y se doctoró en la Universidad de Yale. Fue Becario de la Comisión Fulbright, de la cual fue miembro durante los años 2013 a 2015.

En 2016 recibió el Premio Konex a las Humanidades de la Argentina, en la disciplina “Teoría y Filosofía del Derecho”. Hasta ser designado como juez de la Corte se desempeñaba como rector de la Universidad de San Andrés. Antes fue profesor en la New York University, en la Richmond School of Law, en la Denver University, en la Universitat Pompeu Fabra, España y en la UBA.

En cuanto a su trayectoria política se puede mencionar su comienzo en la Unión Cívica Radical como miembro del grupo de trabajo de Carlos Santiago Nino. También colaboró con el Consejo para la Consolidación de la Democracia en el estudio de la reforma de la Constitución Nacional. En 1994 fue asesor de Raúl Alfonsín en la Convención Constituyente.

Al servicio de grandes clientes

Las críticas y cuestionamientos a Rosenkrantz no tienen que ver sólo con la forma en que fue designado. Tampoco con su perfil académico o idoneidad, sino con algunos aspectos de su práctica profesional concreta, con antecedentes de su rol como abogado que dan cuenta de su perfil ideológico y social. “El 19 de agosto del 2016 el Dr. Carlos F. Rosenkrantz se desvinculó del Estudio y dejó de practicar la abogacía por haber sido designado Juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”.

El estudio jurídico Bouzat, Rosenkrantz & Asociados, fundado en 1990 por el flamante ministro la Corte y otros letrados. Como miembro de este bufete de abogados de prestigio internacional Rosenkrantz fue abogado de grandes empresas y corporaciones: Cablevisión, Grupo Clarín, La Nación, La Rural, McDonald’s, YPF, América TV, Claro, Farmacity, además de la Entidad Binacional Yaciretá y de las provincias de Santa Fe y Corrientes.

En defensa de la Corpo, la relación con el Grupo Clarín es una de las cuestiones que más ruido hacen entre sus antecedentes. En 2011 fue denunciado por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, que consideró que Rosenkrantz creó en noviembre del 2000 la ONG Asociación para la Defensa de la Competencia con el objetivo de defender los intereses del grupo multimediático. El hecho revestiría como “estafa procesal”.

La ONG de Bouzat y Rosenkrantz presentó un amparo para favorecer a Cablevisión (Grupo Clarín) que contrariaba una resolución de la Secretaría de Comunicaciones donde se declaraba la caducidad de la licencia para prestar servicios de internet y telecomunicaciones de Fibertel, firma denunciada en 2011 por haber sido absorbida por Cablevisión de manera irregular.

La única acción anterior de la ONG también había sido a favor de Clarín: “Asociación para la Defensa de la Competencia c/Estado Nacional, Ministerio de Economía s/acción declarativa”. Tal acción consistió en una queja por la fusión Telefónica-Telecom. Lógicamente no emitió palabra alguna respecto de otra fusión empresaria: la de Multicanal-Cablevisión que benefició a Clarín. La ONG, que tenía la misma dirección del estudio jurídico, fue denunciada como falsa.

fte.PdN

Te puede interesar

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman