Macri dijo que Gils Carbó no debe seguir en su cargo

Política 12 de julio de 2017 Por
El asedio en primera persona
macri-conferencia-de-prensa

Macri afirmó que la procuradora general tiene "una manifiesta militancia kirchnerista", y obstruye las investigaciones de supuestos hechos de corrupción del gobierno anterior y en cambio promueve causas contra el suyo. Contra lo establecido por ley, dijo que "lo lógico" es que al procurador lo ponga el Presidente.

Mauricio Macri se puso personalmente al frente de la campaña del Gobierno en contra de Alejandra Gils Carbó, a quien acusó de no ser “una procuradora imparcial como corresponde” y de promover causas “sin fundamento” contra su administración mientras obstruye “la investigación de los hechos de corrupción del gobierno anterior”. “Lamento que ella insista en permanecer en el cargo porque lo lógico es que siempre el presidente proponga un procurador y que el Congreso lo apruebe”, dijo también Macri, desconociendo que la ley le da carácter vitalicio a su cargo.

Las declaraciones de Macri le dan nueva impulso al renovado embate del Gobierno contra Gils Carbó. El macrismo volvió a la carga en medio de la campaña electoral, luego de que el fiscal Eduardo Taiano pidiera la indagatoria de la procuradora general por las supuestas irregularidades en la compra de un edificio para la Procuración. 

Mauricio Macri se puso personalmente al frente de la campaña del Gobierno en contra de Alejandra Gils Carbó, a quien acusó de no ser “una procuradora imparcial como corresponde” y de promover causas “sin fundamento” contra su administración mientras obstruye “la investigación de los hechos de corrupción del gobierno anterior”. “Lamento que ella insista en permanecer en el cargo porque lo lógico es que siempre el presidente proponga un procurador y que el Congreso lo apruebe”, dijo también Macri, desconociendo que la ley le da carácter vitalicio a su cargo.

Las declaraciones de Macri le dan nueva impulso al renovado embate del Gobierno contra Gils Carbó. El macrismo volvió a la carga en medio de la campaña electoral, luego de que el fiscal Eduardo Taiano pidiera la indagatoria de la procuradora general por las supuestas irregularidades en la compra de un edificio para la Procuración

“Es una militante política que ha obstruido la investigación de los hechos de corrupción del gobierno anterior y que ha desatado con fiscales que ella movió y designó irregularmente decenas de causas contra nuestro gobierno sin fundamento en la mayoría de los casos”, dijo Macri en Córdoba, adonde fue a visitar obras.

Flanqueado por el gobernador cordobés Juan Schiaretti y el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, quienes lo acompañaron en una conferencia de prensa, Macri dijo lamentar que Gils Carbó “insista en permanecer en el cargo”. “Lo lógico es que siempre el presidente proponga un procurador y que el Congreso lo apruebe”, agregó.

Macri acusó a la procuradora de tener una “manifiesta militancia kirchnerista”. “Viene del gobierno anterior y ha usado ese lugar para detener, demorar y enturbiar las investigaciones de corrupción del gobierno anterior y para crear sistemáticamente con sus fiscales imputaciones al actual gobierno”, agregó.

"Tampoco ha ayudado en la lucha contra el crimen", le endilgó también Macri a Gils Carbó y afirmó que "las inversiones que ha hecho la Procuración tienen que ver con superestructuras, edificios por los cuales está siendo citada a indagatoria, en vez de dotar a los fiscales de herramientas para luchar contra el delito, especialmente contra el narcotráfico, que es lo que sufrimos todos".

En otros tramos de la conferencia de prensa, al jefe de Estado se le pidió su postura sobre la existencia en Córdoba de obras hechas por la empresa brasileña Odebrecht, largamente cuestionada por sus escándalos de corrupción que, inclusive, salpicaron a Macri, a su familia y a funcionarios del gobierno nacional.

“No es mi tarea excluir ni incluir a nadie. Eso la Justicia lo tiene que clarificar”, consideró y defendió a la empresa: “No significa que en todos los caso haya hecho lo mismo, así que Córdoba sabrá en qué términos seguirá trabajando.”

En tono de campaña, también cuestionó a la oposición por quitar del proyecto de Responsabilidad Penal Empresaria, que la semana pasada tuvo media sanción de Diputados, el polémico artículo que propiciaba que el procurador General del Tesoro pudiera hacer “acuerdos administrativos” con las compañías imputadas por fuera del ámbito judicial y con retroactividad a los supuestos delitos cometidos.

“Tanto el kirchnerismo como el Frente Renovador de (Sergio) Massa y (Margarita) Stolbizer no quisieron poner una cláusula que nos permita negociar con Odebrecht para que nos den información” sobre quiénes serían los funcionarios que recibieron coimas, explicó. Esta iniciativa, dijo, estaba “dentro de las medidas de transparencia, como corresponde”.

Sobre este tema también volvió a responsabilizar a Gils Carbó. “Hasta ahora seguimos en la nada porque, nuevamente, la procuradora no ha colaborado en absoluto” afirmó y dijo que en la Cámara de Diputados “tampoco ha  habido colaboración porque, por alguna razón, prefieren que Odebrecht no hable”.

La situación del diputado Julio De Vido no escapó a las consideraciones del Presidente. Al ser preguntado sobre el caso indicó que “la Justicia de a ratos avanza y otras se demora” y que “hay mucha ansiedad para saber lo que pasó”. “Felicito al fiscal que lo intimó a De Vido a decir qué cosas tiene para contar”, agregó el titular del Poder Ejecutivo en una particular expresión de su neutralidad sobre el accionar del Poder Judicial.

Por otra parte, hizo hincapié en lo que será uno de los ejes de la campaña de Cambiemos para las próximas elecciones primarias del 13 de agosto: “Continuamos con el cambio en el país o volvemos al pasado”, definió y seguidamente enumeró los slogan de “volver al mundo”, “decir la verdad” y “no discriminar” a los gobernadores por su pertenencia política.

No obstante, y pesar de su tono conciliador, apuntó los cañones al kirchnerismo. Al hablar de las nuevas tareas de infraestructura anunciadas en Córdoba, ponderó que ahora se hacen “obras que empiezan y terminan” y que “significan futuro y nunca más corrupción ni cosas horribles como las que escuchamos diariamente sobre lo que pasó en el anterior gobierno”.

Luego, habló de la inflación. Aseguró que “la estamos bajando” y volvió a calificarla de “impuesto perverso”. Agregó que “a lo que hay que prestarle atención es la inflación” y “no al dólar” que “fluctúa libremente, que a veces sube y a veces baja, y al que no hay que prestarle mucha atención”.

También fue consultado sobre la expresión “caraduras” que el ex mandatario cordobés José Manuel De la Sota dedicó la semana pasada a los funcionarios de la Casa Rosada. “Sobre el señor De la Sota, la verdad es que no entiendo muy bien por qué se enojó”, respondió y recomendó que “no debería haber lugar para enojos”.

Luego, Macri hizo un panorama sobre el supuesto tiempo de bonanza en Aerolíneas Argentinas a partir del ingreso de las low cost al mercado aeronáutico y otras “cosas maravillosas que tenemos para hacer”, como por ejemplo “la planta de almendras que inauguramos en Mendoza”.

No pudo evitar dedicarle un párrafo a las “mafias de los juicios laborales”. Para acentuar su embestida contra los trabajadores, citó como ejemplo un restaurante cordobés cuyo dueño le dijo que “no se animaba a tomar más un empleado” y que cerraría debido a “la cantidad de juicios que tiene”.

Fuente:Página12

Te puede interesar

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman