La juventud del PRO les quiere cobrar una cuota de mil pesos a sus militantes

Política 05 de noviembre de 2018 Por
Hasta ahora La Generación, definida como "La Cámpora macrista", sólo recibía contribuciones a voluntad.
5ac40ece3bd7a_940_529!

La Generación, la agrupación que reúne a funcionarios y jóvenes militantes del PRO, le quiere cobrar mil pesos de cuota mensual a sus integrantes.

En medio de la crisis económica, la agrupación que conduce el intendente de Pinamar, Martín Yeza, les exigió a sus "socios" que paguen una cuota que hasta el momento sólo era cobrada a voluntad de los miembros. 

"El aporte que en concepto de cuota mensual deben realizar todos los socios activos es fundamental", señalaron las autoridades de La Generación a sus integrantes. Algunos de ellos son sólo militantes macristas y otros funcionarios y diputados. Los propios integrantes de esta agrupación se han hecho denominar como "La Cámpora del PRO". 

Los jóvenes que quieran seguir formando parte de La Generación no pueden pagar en efectivo: sólo lo pueden hacer por transferencia o por Mercado Pago. Si alguno de los militantes osa pagar en efectivo, se le devolverá el dinero pero no se le registrará el pago. 

Las autoridades del grupo de jóvenes advierten que debido a la situación económica financiera que atraviesa el país, La Generación no solicitó la exención de ganancias que le corresponde como ONG y por eso pagará el impuesto. 

No pagar la cuota tiene sus consecuencias: quien no pague no tendrá voz ni voto en la asamblea de cierre anual y serán dados de baja de la agrupación. Esa asamblea se había programado para el 24 de noviembre, pero como ese sábado se jugará el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River y Boca, los militantes decidieron cambiar la fecha.

fte. LPO

Te puede interesar

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman