La UIA advirtió que los empresarios no podrán pagar el bono de fin de año

Economía 07 de noviembre de 2018 Por
Luego de que la CGT acordara con el Gobierno el pago de un plus de $5.000 en dos cuotas, el vicepresidente de la organización que agrupa a los empresarios, Daniel Funes de Rioja, pidió financiamiento para las compañías que no puedan pagar. "La mayoría del empleo en la Argentina es pyme y el acceso al financiamiento está limitado por la tasa de interés", aseguró.
5be314dba93d4_750x421

Luego del acuerdo entre el Gobierno, la CGT y los empresarios para pagar un bono de fin de año de $ 5.000 obligatorio para las empresas privadas, desde la Unión Industrial Argentina (UIA) adviertieron que 6 de cada 10 empresas no podrán pagarlo. En ese sentido, Daniel Funes de Rioja, uno de los vicepresidentes de la entidad que reúne a los empresarios, aseguró este miércoles que más del 60% de las empresas no podrán hacer frente al pago del bono y que por eso es necesario buscar la manera de financiarlo.

"Es para el caso de los convenios que han quedado desactualizados, porque firmaron el 15 o 20%. Hay convenios de estos últimos tiempos que ya tienen en cuenta una inflación más alta", explicó el titular de Copal, que nuclea a las industrias de alimentos, en diálogo con radio La Red. Además, en referencia al bono, agregó que "si no se puede pagar en dos cuotas, y se puede pagar en tres o en cuatro, se podría acordar en un marco de negociaciones entre trabajadores y empresarios".

En ese sentido, sugirió que "si hubiera un financiamiento blando, no para subsidiar a la empresa sino para atenuar el impacto financiero de lo que son unas tasas de interés realmente inabordables, eso sería realmente una mejora" y recalcó que "la mayoría del empleo en la Argentina es pyme y el acceso al financiamiento está limitado por la tasa de interés", añadió.

fte.polarg

Te puede interesar

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman