Picheto en lugar de hablar de Macri y Larreta, culpó a Cristina por el escándalo de la Superfinal

Nacionales 26 de noviembre de 2018 Por
El jefe del Bloque Justicialista del Senado, en su desesperación por recuperar protagonismo, -que fue ganado políticamente por Cristina-, focalizó en el "proceso cultural" de "los últimos 12 años", pero se olvidó de las responsabilidades de las gestiones nacional y porteña que él apoya incondicionalmente.
5bfc43476978b_750x456

A pesar de haber sido parte de las administraciones de Néstor y Cristina Kirchner y de ser líder de un sector de la actual oposición a Cambiemos en el Senado, Miguel Ángel Pichetto culpó a los 12 años de kirchnerismo por el escándalo de violencia que impidió que se jugara la Superfinal entre River Plate y Boca Juniors y se olvidó de las responsabilidades de los gobiernos PRO de Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta que gestionan la Nación y la Ciudad hace tres años y que apoyó incondicionalmente.

El jefe del Bloque Justicialista de la Cámara alta cuestionó que la Policía no reprimiera de manera más contundente, en referencia a las agresiones de hinchas de River al micro de la delegación de Boca en las inmediaciones del estadio Monumental, violencia que luego se extendió a lo largo de la tarde del sábado, y puso como ejemplo que "la policía francesa, frente a un evento como este, pega en serio".

"Es muy difícil este país como está. Ha habido un proceso cultural en los últimos 12 años donde la seguridad no podía reprimir. No se puede reprimir en Argentina. Está prohibida esa palabra. Estamos con valores totalmente distorsionados", evaluó Pichetto, con lo que echó la culpa a la política de seguridad que llevaron adelante los gobiernos kirchneristas que integró, consultado en una entrevista con el periodista oficialista Luis Majul en América..

Te puede interesar

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman