Macri le reconoció a Infantino su "superfracaso" en la organización de la final de Copa Libertadores

Nacionales 30 de noviembre de 2018 Por
Los únicos perjudicados son los hinchas El Presidente le reconoció a su par de la FIFA que se hace cargo del papelón mundial que presentó el país a la hora de diagramar la revancha de la final de la Copa Libertadores que se terminará jugando en Madrid.
5c01390760ee8_750x587

Hasta el 10 de diciembre del 2015 los encargados de contar las historias que relacionan al fútbol argentino con el poder político se debatían cual fue el que mayor intromisión ejerció sobre la pelota. Ni la dictadura militar con la organización del mundial, ni Cristina Kirchner comprando desde el Estado los derechos de televisión tuvieron tanta influencia y machacaron tanto el fútbol como el Gobierno de Cambiemos. 

Es que Mauricio Macri saltó a la política por su exitosa carrera deportiva al frente de Boca Juniors pero desde que llegó no solo logró intervenir la Asociación del Fútbol Argentino con una orden judicial y una comisión normalizadora moldeada desde Balcarce 50. También desarticuló el programa de trasmisiones deportivas, privatizó la televisación, forzó la creación de una nueva liga, puso un DT en la Selección, y a su alfil en el cogobierno de la AFA. El siguiente paso, las Sociedades Anónimas Deportivas, pero sin duda la superfinal entre River y Boca por Copa Libertadores terminó de llenar los casilleros.

En el marco de una reunión bilateral en la embajada de Italia con el presidente del país Giusepe Conte, Mauricio Macri aprovechó la presencia del presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) Gianni Infantino para asumir la responsabilidad por el pésimo operativo de seguridad que el Estado brindó en cancha de River y que desembocó en el escándalo.

"Lo lamento profundamente, me hago cargo porque soy el presidente", fueron las palabras que Macri esbozó al políglota presidente de FIFA. En la foto captada se lo ve al exdirector del Fútbol Para Todos Fernando Marín muy cercano a ambos. 

Para seguir alimentando las teorías conspirativas esbozadas en las últimas horas, la foto y la charla entre Macri e Infantino fue en la previa del fallo de Conmebol que decretó su "superfracaso", que la final de vuelta se juegue en el Santiago Bernabéu. Una fiesta popular. que termina convirtiéndose en un negocio para pocos. Es que así es el fútbol bajo el ala de Cambiemos, Fútbol Para Pocos.

fte.pol.arg

Te puede interesar

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman