Andrés Manuel López Obrador asumió la presidencia de México

Internacionales 02 de diciembre de 2018 Por
El político había ganado por el 53,19% de los votos. Después de 32 años, México tendrá un presidente de izquierda.
5c03266e7d9cb

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) asumió este sábado la presidencia de México. El político de 65 años de edad obtuvo el mayor respaldo electoral en la historia reciente de México con el 53,19% de los votos.

La toma del poder tuvo como sede Cámara de Diputados, recinto legislativo en el que hace 13 años le fue retirado el fuero cuando aún era jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Además, su coalición Juntos Haremos Historia (conformada por Morena, Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social) consiguió la mayoría en ambas cámaras del Poder Legislativo.

En su primera intervención, el tabasqueño dijo “protesto guardar y hacer guardar la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos; y las leyes que de ella emanen. Desempeñar, leal y patrioticamente el cargo de Presidente de la República que el pueblo me ha conferido".

Con la mano en alto, Andrés Manuel López Obrador juró velar por los intereses del país, y si “y así no lo hiciere, que la nación me lo demande", mencionó.

La asunción de López Obrador es un punto de inflexión en la historia de México. En 1986, con la entrada en vigor del Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio, México privatizó casi todos los sectores de su economía, a excepción del petróleo y la electricidad.

En su campaña electoral, AMLO propuso fortalecer la economía impulsando el consumo de productos nacionales y el desarrollo de la infraestructura.

Por otro lado, la nueva gestión deberá encargarse de varios problemas sociales: la violencia, la corrupción y la brecha social.

fte.cba

Te puede interesar

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman