“Gato, si vas a Dolores sos boleta”: le advirtieron que si habla ante Ramos Padilla "termina como Nisman”.

Judiciales 15 de mayo de 2019 Por
Martínez Rojas, ex CEO preso, reveló que el Ejecutivo y la AFI intentaron guionarlo para involucrar a Cristina y otros ex funcionarios en diversos delitos a cambio de quedar en libertad. También se supo que el abogado de Stornelli buscó extorsionarlo en EEUU. Ahora le advirtieron que si habla ante Ramos Padilla "termina como Nisman”.
5cdc893fb13ef_750x441

El escándalo por la causa en la que se investiga una presunta banda de espionaje ilegal y extorsiones impulsada desde el Gobierno para perseguir a dirigentes opositores no deja de sorprender, incluso en plena época de definiciones electoral de cara a las presidenciales. Ahora se conoció que amenazaron de muerte a Mariano Martínez Rojas, el empresario de medios preso que afirmó que desde el Ejecutivo de Mauricio Macri quisieron extorsionarlo para acusar a Cristina Fernández de Kirchner de diversos delitos a cambio de su libertad, y le advirtieron que si declara en Dolores ante Alejo Ramos Padilla va a "terminar como Nisman”.

Según reveló Página 12 de acuerdo a allegados al empresario correntino detenido en Ezeiza, Martínez Rojas recibió un llamado al teléfono del pabellón en que se encuentra alojado en la que le advirtieron que lo matarán si declara ante Ramos Padilla, como él mismo adelantó que iba a hacer, a través de una “llamada interna de algún penal”. “Gato, si vas a Dolores sos boleta”, es el mensaje que dice haber escuchado el ex dueño de Tiempo Argentino.

                                                               PUBLICIDAD



Continúa nota:

Sin embargo, las mismas fuentes contaron que, además, los padres de Martínez Rojas también fueron contactados de manera anónima y telefónica en su domicilio en la provincia de Corrientes, y en ese caso la amenaza para el empresario fue aún más violenta: “Que le diga a su hijo que se calle si no quiere terminar como (Alberto) Nisman”.

Tal como informó Política Argentina, las graves amenazas de muerte ocurren a poco de que Martínez Rojas denunciara en una entrevista radial que tal como a Leonardo Fariña, desde el Gobierno de Macri y la AFI trataron de guionarle su declaración con el propósito de que acuse a Cristina, a ex funcionarios y a empresarios de diversos delitos configurados, además, en distintas causas.

En la misma nota con Radio La 990 Martínez Rojas había adelantado que se preparaba para declarar esto ante el juzgado de Ramos Padilla. Luego, P12 reveló que Roberto Ribas, el abogado del fiscal en rebeldía Carlos Stornelli, habría ido a verlo a EE.UU. para convencerlo de aceptar la extradición que pesaba sobre él y volver a la Argentina para declarar como imputado colaborador, a cambio de su libertad.

La orden de la AFI, a través de un ex espía, era que debía declarar como arrepentido en las dos causas en las que está involucrado y decir, entre otras cosas, que él le llevaba bolsos con dinero a CFK; que a Guillermo Moreno lo tenía coimeado para que le dejara entrar contenedores de contrabando, y que el ex titular de la AFIP Ricardo Etchegaray lavaba dinero con las declaraciones juradas anticipadas de importaciones (DJAI).

Además, según el relato del propio Martínez de Rojas que deberá revalidarlo ante la justicia, debía ensuciar a Juan Manuel Abal Medina, el ex jefe de Gabinete, y al también empresario de medios Sergio Szpolski, entre otros.

                                                                  PUBLICIDAD

   

Continúa nota:

En la investigación que lleva adelante el juez Ramos Padilla aparecieron chats entre Marcelo D'Alessio y el abogado Rodrigo González, en los que acuerdan visitar a Martínez Rojas a la cárcel. Por eso es que la intención del arrepentido es presentarse en el juzgado de Dolores para revelar cómo buscaron direccionar sus declaraciones y denunciar que fue coaccionado y amenazado después de haber sido extraditado a la Argentina. Según señaló en una entrevista reciente, hasta le tiraron una soga dentro de la celda de una dependencia de Gendarmería donde estuvo alojado.

El empresario -quien le había comprado a Szpolski el diario Tiempo Argentino y Radio América, que derivó en el despido sin indemnización de cientos de trabajadores- se mostró en los últimos días decidido a hablar y a arrepentirse de haberse arrepentido. 

Las amenazas que dice haber recibido ahora Martínez Rojas para que no hable en el marco de la causa por el espionaje ilegal, serán denunciadas por su abogado ante la Justicia este miércoles. La corroboración de la recepción y el contenido del llamado que recibió en la cárcel debería ser de sencilla corroboración.

                                                           PUBLICIDAD

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman