Qué se dijeron Macri y Lavagna la última vez que hablaron: la charla que llegó al FMI y la mención sobre Cristina

Política 17 de mayo de 2019 Por
Según Clarín, el Presidente y el economista candidato hablaron hace unos días. Hubo críticas del hombre del peronismo federal e intentos con tono amigable de convencerlo por parte del líder PRO. La operación del Gobierno para esconder las ganancias de los banqueros, el impacto de la charla en el Fondo y qué piensa el organismo de la vuelta de CFK.
5cdf15bb4b672_750x421

En medio de la recta final delo que será la formalización de las alianzas electorales, el cierre de listas y candidaturas y, finalmente, las PASO y las elecciones generales en que se definirá quién será la próxima persona que conduzca los destinos de la República Argentina, se filtran supuestos diálogos entre aspirantes a esa tarea por distintos espacios políticos y cómo esas conversaciones impactan y desnudan decisiones polémicas del gobierno de Mauricio Macri. 

Es que el periodista Marcelo Bonelli reveló en Clarín que Macri y Roberto Lavagna habrían tenido una charla telefónica en los últimos días en la que el economista y posible candidato presidencial le habría hecho duras críticas al líder PRO, que sólo habría atinado a intentar calmar y convencer a su interlocutor con tono amable y argumentaciones débiles.

                                                               PUBLICIDAD

     

Continúa nota:

“No puede ser que Arcor pierda plata y el Banco Macro gane 3.000 millones de pesos”, le disparó, directo, Lavagna a Macri, que lo escuchó y tan sólo atinó a responder: “Roberto, estas tasas son transitorias y de emergencia para contener la crisis”.

Cabe recordar que en estos días sonó muy fuerte y fue exteriorizada el propio presidente de la UCR la versión de que el histórico partido aliado al PRO desde 2015 tiene la intención de proponer la integración del "peronismo republicano" en su Convención Nacional de fin de mes.

La charla entre Macri y Lavagna habría ocurrido hace unas jornadas y sería la última comunicación que ambos tuvieron por el diálogo político. El Presidente estaba solo en Olivos y Lavagna en su chacra de Cañuelas.

Un dato gravísimo de la charla es que, según Bonelli, el ex ministro de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner "metió el dedo en la llaga" de Macri. ¿Por qué? Es que el reclamo del referente de lo que el macrismo llama "peronismo racional" impacta en una operación del Gobierno para esconder a quiénes beneficia la política de Macri.

"Guido Sandleris les había pedido a los banqueros que no publiciten las fuertes utilidades que dejan las Lelic. Fue en una cumbre en el Banco Central con banqueros líderes. Sandleris le dijo al titular de ADEBA, Javier Bolzico, que la difusión de esos números perjudicaba políticamente al Gobierno", reveló el columnista de Clarín y TN.

Por otra parte, el contenido del diálogo entre Macri y Lavagna, en horas en que sobran las versiones de cómo se ve desde el mundo el proceso electoral argentino, fue comentado durante una reunión entre técnicos del FMI y un grupo de financistas.

                                                                  PUBLICIDAD

Continúa nota:

Según Bonelli, Roberto Cardarelli -enviado del Fondo para tratar el caso argentino-, Facundo Gómez Minujín -titular del JP Morgan- y varios hombres importantes de Fondos de Inversión se reunieron en Buenos Aires bajo organización del banquero. Allí, el representante del organismo internacional de crédito "trató de explicar primero el giro copernicano que pegó, al aceptar la intervención del BCRA en el mercado de cambios", y también soltó que una hipotética renegociación de la deuda estaría, gobierne quien gobierne, sumamente atada al peso de Donald Trump.

No obstante, el clima electoral también habría llegado a la tertulia. Tanto es así que Caldarelli no ocultó que el FMI quiere y trabaja para un triunfo de Macri, como a esta altura parece más que obvio, pero que “no se asusta” con la eventual vuelta de Cristina Fernández de Kirchner a la Casa Rosada.

A pesar de que Wall Street, como siempre, pronostica valores del dólar elevadísimos en función del regreso de la líder opositora, Cardarelli le cree a los mensajes que Cristina y sus principales dirigentes dijeron una y otra vez en los últimos tiempos en cuanto a la negación de un default en caso de volver a gobernar.

El hombre del FMI considera que el kirchnerismo buscaría renegociar, como también otras propuestas opositoras, porque fue testigo de que Axel Kicillof, ex ministro de Economía de CFK y dirigente de peso en las decisiones de Unidad Ciudadana, "es moderado en privado". De hecho, la última semana, el diputado nacional viajó a Washington y garantizó que no se dejaría de pagar la deuda: “Nadie quiere un default en Argentina”.

                                                                   PUBLICIDAD

fte.polarg

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman