Santander echó a 500 trabajadores por ordenes llegadas de España

Política 06 de julio de 2019 Por
Los trabajadores llevan más de una semana de acampes y protestas para exigir la reincorporación de los despedidos, muchos de ellos echados bajo presión.
despidos-Santander-1392x785

A pocos días del arribo a la Argentina de la presidenta internacional del Grupo Santander, Ana Botín, las autoridades del banco en nuestro país resolvieron despedir de manera salvaje a 500 trabajadores de diferentes sucursales.

La agresiva actitud de la patronal tiene ver, precisamente, con las decisiones que se toman en la sede central del banco en España que, pese a las millonarias ganancias contadas en euros que registra, lleva adelante un plan implacable de achicamiento y reducción de personal.

                                                                PUBLICIDAD

               

Continúa nota:

Precisamente ese plan se lleva a cabo también en nuestro país y los trabajadores, con el respaldo del sindicato bancario que conduce Sergio Palazzo, realizan protestas y acampes para exigir la reincorporación de los despedidos y denunciar los comportamientos antisindicales de las autoridades del banco.

Nuestro colega Marcelo Cena de Prensa Mac se acercó hasta una de las sucursales en las que se realizan los acampes, en Bartolomé Mitre y San martín, en pleno microcentro y dialogó con los trabajadores en lucha.


Marcelo Cena dialoga con los trabajadores en uno de los acampes que reclaman la reincorporación de una trabajadora despedida bajo presión en el marco del ajuste que ordenó la empresa desde España.

La Asociación Bancaria emitió un comunicado a propósito de la próxima llegada de la presidenta del holding en el que, entre otras cosas, la declara «persona indeseable» y anticipa las acciones a seguir en el marco del plan de lucha.

                                                              PUBLICIDAD

           

 

fte.Pdn



 





 

 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman