Serias sospechas: A dos semanas de las PASO, el Gobierno aún no envió el software del escrutinio

Política 26 de julio de 2019 Por
A poco más de 15 días de las elecciones primarias, el Ejecutivo nacional mantiene incertidumbre sobre recuento de votos para el que utilizará una empresa cuestionada. Todavía no enviaron los códigos del programa que, estiman, se hará la semana próxima
101056_3

A poco más de dos semanas de las PASO, el sistema de recuento de votos aún es una gran incógnita. No sólo por la implementación de un programa de la empresa SmartMatic, sino porque aún el Gobierno no entregó los códigos del software a la Justicia para el escrutinio de las primarias. 

De acuerdo a la acordada 3/2017 de la Cámara Nacional Electoral, se fija que tiene que estar a disposición de los partidos políticos “al menos 30 días antes de la elección”, un plazo que ya expiró.

                                                                        PUBLICIDAD

              

Continúa nota: 

“No nos lo van a dar, porque saben que si nos lo dan nosotros podemos hacer una auditoria y si encontramos alguna falla los vamos a instar a cambiarlo. Ellos están cerrados en que tiene que hacerse con este sistema”, dijo el histórico apoderado peronista, Jorge Landau

Es que, de varios intentos fallidos, aún quedan muchas dudas sobre la implementación del software a través del cual se enviará al centro de cómputos la información de los telegramas, con la cantidad de votos por mesa en las escuelas donde se realicen las votaciones. 

El código de software “será entregado, como siempre a la Cámara Nacional Electoral. El de transmisión, la próxima semana. El de escrutinio una vez que la justicia nos envíe los telegramas de cada provincia”, aclaró a este medio el Secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, Adrián Pérez.

                                                                       PUBLICIDAD

                           

Continúa nota:

La gran apuesta de la gestión macrista es que se tengan los resultados mucho más temprano y evitar que la carga de los datos refleje alteraciones en el porcentaje de votos que obtuvo cada candidato en las primeras horas. 

En rigor, el Gobierno quiere evitar lo que ocurrió en las PASO de 2017 en la provincia de Buenos Aires, cuando el escrutinio provisorio colocó a Esteban Bullrich como el candidato más votado, mientras que el conteo oficial determinó que lo fue Cristina Kirchner. 

“Con este sistema que implementamos ganamos en transparencia, agilidad y homogeneidad en la carga de los resultados. Ahora los fiscales de los partidos podrán fiscalizar la transmisión de cada telegrama en cada una de las escuelas”, explicó el secretario de Asuntos Políticos e Institucionales, Adrián Pérez.

                                                                  PUBLICIDAD

                     

Continúa nota:

El sábado el simulacro comenzó a las 9 de la mañana y a las 14 horas se habían transmitido con éxito 94.706 telegramas: 69.221 telegramas desde 9.131 establecimientos de votación y el resto desde 1.106 sucursales digitales de Correo Argentino.

"La idea no es mala pero debe hacer bien y con apertura" había consignado Beatriz Busaniche, presidenta de la fundación Vía Libre. La especialista remarcó que transmitir los telegramas desde las escuelas no es una mala idea, y destacó la experiencia de Santa Fe, donde el área electoral de la provincia, junto a la Universidad de Rosario y a la Universidad del Litoral, desarrolló un sistema propio exitoso.

Sin embargo, el Gobierno nacional aún no envió a la Justicia el código que se utilizará para el escrutinio el día de las PASO, 11 de agosto, para el que quedan apenas 17 días. El código, además de ser auditado por los partidos políticos, es utilizado por los medios de comunicación para seguir, en simultáneo, el recuento de votos. 

                                                                      PUBLICIDAD

           

fte.tecla

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman