En quince días el BCRA ya perdió la mitad del último desembolso del FMI

Economía 08 de agosto de 2019 Por
El último desembolso que realizó el FMI fue de 5.382 millones de dólares el 16 de julio, tres semanas antes de las PASO. Hasta el momento ya se drenaron 2.337 millones, es decir el 47 por ciento de dicha transferencia.
5a04c0f932f4d.jpg_541755376_750x422

Del último depósito que realizó el FMI el 16 de julio – alrededor de 5.382 millones de dólares – ya se fugaron 2.337 millones. Por lo tanto, lo perdido del último desembolso trepa a 47,2%. Las reservas cerraron en aquel entonces en US$68.739 millones.

El economista de la Undav Sergio Chouza explicó que las razones que justificaron el drenaje de divisas fueron la depreciación del Yuan, los pagos bilaterales del Tesoro, las licitaciones del Tesoro, la fuga de tenedores minoristas y la fuga de actores corporativos y fondos de inversión.

                                                                          PUBLICIDAD

         

Según remarcó el porcentaje de fuga deriva en una caída del 47 por ciento de las reservas de las últimas 3 semanas. Ahora bien, si a dicha situación se le suman las licitaciones del Tesoro, cuyos compradores lo valoran porque hay fuga, el total del declive llega al 75 por ciento.

El factor internacionales más turbulento fue el vinculado a la devaluación del Yuan. La depreciación de la moneda china tuvo un impacto fortísimo en las reservas del BCRA ya que las mismas, ese mismo lunes, sufrieron una caída de 519 millones, siempre hablando en dólares. 

Y pese a que el martes el precio del Yuan ya se había estabilizado las reservas volvieron a tender a la baja con otros 578 millones de dólares. La dinámica, este miércoles, tuvo cierto proceso de desaceleración pero aun así se volvieron a escapar otros 56 millones de dólares.

                                                                       PUBLICIDAD

             

fte.Polarg

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman