Alberto Fernández dijo que en su gobierno "alentará el consumo" y que para ello no le pedirá permiso al Fondo Monetario.

Política 31 de agosto de 2019 Por
El candidato a presidente se despachó en declaraciones al medio estadounidense The Wall Street en medio de una semana caliente para la economía
jarrieta_alberto_1565043254

En un viernes caliente de las finanzas, con el dólar a 62 pesos, el riesgo país por encima de 2.500 puntos básicos y los bonos argentinos por el suelo, Alberto Fernández insistió en que "Argentina está en un default virtual y escondido".

Las declaraciones le pusieron fin a una semana más que complicada para la economía, donde el gobierno estiró los plazos de pago de instrumentos financieros locales y anunció su intención de reperfilar la deuda con bonistas, con una baja transitoria en la nota del país por parte de Standard & Poors.

                                                                             PUBLICIDAD

                           

"No hay nadie en este momento tomando deuda argentina ni nadie que pueda pagarla", aseguró Fernández al medio estadounidense The Wall Street Journal, en una semana donde también se informó que el escrutinio definitivo de las PASO del 11 de agosto le dio una ventaja de más de cuatro millones de votos respecto del actual presidente, Mauricio Macri.

"El gobierno de Macri causó un daño similar al que la Argentina sufrió en 2001: un default de la deuda, falta de reservas para contener el dólar, una fuerte devaluación y un incremento en la pobreza", remarcó el candidato presidencial peronista.

"Lo que quiero que entiendan en el FMI es que son culpables de esta situación. Fue un acto de complicidad con el gobierno de Macri. Fue la campaña de reelección más costosa de toda la humanidad, y ellos le prestaron dinero a un gastador compulsivo",agregó.

                                                                         PUBLICIDAD

                     

También dijo que en caso de ganar las elecciones pondrá en marcha un plan para "alentar el consumo" y que para ello no le pedirá permiso al Fondo Monetario.

La del viernes fue una jornada tensa, donde incluso referentes del oficialismo como Julio Cobos hablaban de poner algún tipo de control al mercado cambiario, y donde el Banco Central restringió la posibilidad de que los bancos giren sus fondos al exterior.

El equipo económico de Fernández, Guillermo Nielsen, Cecilia Todesca y Matías Kulfas, entre otros- sigue la situación de cerca, pero mantuvo silencio ante el agravamiento de la crisis económica.

Alberto Fernández también incrementó sus contactos en las últimas horas con Carlos Melconian, quien fuera funcionario de Macri y luego se alejó con críticas al gradualismo.

A ESPAÑA

Mientras tanto, Alberto Fernández viajará en las próximas horas a España para cumplir compromisos académicos que ya tenía previstos con anterioridad a las elecciones del 11 de agosto. Estará en la Universidad Camilo José Cela, aunque se estima que su periplo ibérico, que también podría incluir Portugal, no estará restringido a la agenda universitaria y sumará encuentros con gente del mundo de la política y las finanzas. Alberto estará en Europa entre cuatro días y una semana.

                                                                             PUBLICIDAD

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

"La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases"

Zygmunt Bauman